“Un modelo de etiquetado frontal de los alimentos, como el Nutri-Score, es una herramienta de salud pública para proporcionar información clara y sencilla sobre la calidad nutricional de los alimentos y bebidas a los consumidores,  promoviendo así elecciones más saludables y por lo tanto ayudándole a mejorar su dieta”, afirmo Mª Ángeles Dal Re Saavedra en el Primer Congreso de la sociedad Científica española de Dietética y Nutrición (SEDYN) que se celebra en Albacete el 5 y 6 de abril, con la colaboración del Colegio de dietistas nutricionistas de Castilla La Mancha y que reúne a los grandes especialistas españoles en la materia, bajo el lema de “Ciencia y profesión”.

La representante de AESAN y vocal asesora de la estrategia NAOS del Ministerio de Sanidad, consumo y Bienestar Social dijo además que “AESAN impulsa la implantación en España del Nutri-Score, con una adaptación a la dieta, mediterránea poniendo en valor el aceite de oliva,  por su evidencia científica y porque es fácilmente comprendido por los consumidores. Con ello nos sumaríamos a otros países de nuestro entorno que lo han adoptado, facilitándose su implementación y la adopción voluntaria por empresas que operen en dichos países, destacando, además, que impulsará la reformulación de los alimentos para conseguir los objetivos de salud pública”.

El Dr. Andreu Nubiola especialista en endocrinología y nutrición señalo de forma tajante y muy crítica que “la Psiconeuroinmunoendocrinología (PNIE) si bien en sus inicios era un campo interdisciplinar, sin ser nunca una especialidad médica, en los últimos años se ha utilizado para convertirse en una pseudociencia y se ha visto favorecida por una sociedad sin valores, medios informativos obsesionados con la audiencia, universidades permisivas y sociedades científicas poco comprometidas”.

Núria Guillen por su parte destacó que “la alimentación del diabético tipo 1 está continuamente en procesos de cambio, y los dietistas-nutricionistas son clave imprescindible en su educación.

Saioa Segura del Centro de alto Rendimiento de Barcelona en su ponencia “estrategias dietéticas nutricionales en los diferentes deportes dijo que “una buena alimentación no puede sustituir un entrenamiento incorrecto, pero una dieta inadecuada puede perjudicar el rendimiento”.

La Dra. Nancy Babio de la Universitat Rovira i Virgili se refirió  los trastornos alimentarios y enfermedad celíaca advirtió que “la focalización que hacen sobre sus hábitos alimentarios y sobre su cuerpo las personas que padecen celiaquía, así como la permanente preocupación por la comida y la correcta selección de los alimentos que deben ingerir pueden generar una conducta restrictiva y aumentar el riesgo por atracón y su posterior conducta compensatoria.

Mar Navarro, presidente del Colegio de dietistas-nutricionistas (D-N) de castilla La Mancha dijo en la inauguración del congreso que la profesión de D-N es muy desconocida para la mayor parte de la gente y “tenemos que evitar que nos metan en ese fangoso entorno de curanderos y advenedizos que hablan constantemente en los medios de comunicación, confundiendo a los ciudadanos con dietas milagrosas y otras falsedades sobre la nutrición”. “Nuestra profesión -añadió- es la única legal, con universidades y cátedras que investigan y forman a los profesionales que actúan con un código deontológico bien definido, en defensa de los pacientes y en prevención de las enfermedades”.

Entre los muy diversos temas tratados se abordaron algunos como estrategias sobre la alimentación de la infancia y adolescencia; los mayores y las enfermedad celiaca y cáncer; el pan y la dieta mediterránea, la restauración colectiva. Sobre deporte, Mercedes Rizo de la Universidad de alicante presentó un estudio que apuntaba que el 80% de las niñas entre 5 y 17 años hacen menos actividad física de la recomendada por la OMS y que los países que logran los mejores resultados en los Informes PISA son aquellos que practican una hora diaria de deporte en el colegio. A más deporte, mejores notas.