La Gerencia de Área Integrada de Puertollano, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, ha puesto en marcha un servicio de seguimiento telefónico de los pacientes intervenidos en la nueva unidad de Cirugía Mayor Ambulatoria (CMA) del Hospital ‘Santa Bárbara’ con la finalidad de supervisar su evolución así como evitar las posibles complicaciones derivadas de la cirugía a la que han sido sometidos.

El propósito de esta atención telefónica es ofrecer seguridad y confianza al paciente que ha sido intervenido en esta unidad de reciente creación y resolver sus dudas. Además, con las llamadas se facilita la detección precoz de cualquier complicación derivada de la cirugía que pudiera aparecer y aconsejara un posible ingreso hospitalario.

Se ha constatado que la atención telefónica en las 24 horas posteriores al alta proporciona una adecuada continuidad asistencial y aporta al paciente más tranquilidad en su recuperación, ayuda a una correcta realización de los cuidados domiciliarios y favorece el cumplimiento del tratamiento médico y la dieta prescrita.

El servicio de seguimiento telefónico lo realiza el personal de Enfermería que a las 24 horas siguientes al alta hospitalaria se ponen en contacto con los pacientes y les preguntan por su estado general, dolores, tolerancia gástrica, sangrado, fiebre, posibles anomalías en la herida, capacidad de deambulación, cumplimiento de tratamiento, etc. Todos estos datos se anotan en unas tablas establecidas al efecto y antes de finalizar la conversación les piden que pongan nota al cuestionario y les ofrecen la oportunidad de hacer sugerencias para mejorarlo.

Más de treinta intervenciones semanales

El servicio de Cirugía Mayor Ambulatoria del Hospital de Puertollano entró en servicio en septiembre del año pasado, una vez finalizaron las obras de reforma y redistribución de espacios del centro sanitario en las que el Gobierno de Castilla-La Mancha invirtió 100.000 euros. Se ubica en el ala derecha de la tercera planta, junto al hospital de día.

La cirugía ambulatoria engloba todas aquellas intervenciones que se practican sin ingreso hospitalario y en las que el paciente recibe el alta el mismo día, tanto las realizadas con anestesia general, regional o sedación, en las que es necesario o recomendable un período de reanimación u observación postoperatoria, como las operaciones que se realizan con anestesia local y no precisan ningún período de recuperación posterior.

En el listado de patologías susceptibles de ser intervenidas en una unidad de Cirugía Mayor Ambulatoria, se incluyen hernias inguinales, cataratas, rinoplastias, varices, biopsias o cirugías dentales. La CMA del ‘Santa Bárbara’ practica entre 30 y 40 de estas intervenciones cada semana.

El seguimiento telefónico del postoperatorio de los pacientes intervenidos en la Unidad de Cirugía Mayor Ambulatoria del ‘Santa Bárbara’ es una más de las iniciativas puestas en marcha por la gerencia de Puertollano al amparo del Plan de Humanización de la Asistencia Sanitaria del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha.

Dicho plan incluye el desarrollo de diferentes redes de profesionales y expertos y la Escuela de Salud y Cuidados y el ‘Plan Dignifica’, que recoge una serie de medidas para propiciar un modelo asistencial más humano y cercano a pacientes y familiares.

En el caso de la Gerencia de Atención Integrada de Puertollano, entre las medidas del ‘Dignifica’ están ofrecer alojamiento y manutención a las madres con bebés ingresados, las visitas de clowns, la reserva de camas para paliativos, las visitas de las futuras madres a los paritorios y planta de neonatos y la implantación del programa ‘UCI con H’ para facilitar la visita de familiares a los pacientes.