El Hospital General de Villarrobledo, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, ha renovado recientemente parte de su equipo de endoscopia lo que permitirá a los facultativos de los servicios de Otorrinolaringología, Ginecología, Urología y Cirugía General aumentar la actividad quirúrgica en este centro hospitalario un 20 por ciento.

El desarrollo de técnicas endoscópicas, tanto diagnósticas como terapéuticas, presenta como principales ventajas respecto a procedimientos convencionales la disminución de las molestias postoperatorias al paciente y favorece, además, una mejor y más rápida recuperación. Todo ello repercute en una mejor atención al usuario.

Según el doctor Manuel García, del Servicio de Otorrinolaringología del Área Integrada de Villarrobledo, esta apuesta tecnológica “evitará que pacientes de la comarca tenga que ser derivados a otros centros hospitalarios de la región”.  La previsión es que en un año se eviten 70 derivaciones.

En ese sentido, hay que destacar que en el Servicio de Otorrinolaringología, la nueva endoscopia posibilita que se realicen nuevos procedimientos quirúrgicos, como por ejemplo la extirpación de tumoraciones nasosinusales.

En cuanto a los cambios e innovaciones que va a suponer la mencionada adquisición en las intervenciones de Cirugía General y Digestiva, cabe resaltar que se ampliarán y desarrollarán en mayor medida los procedimientos quirúrgicos mínimamente invasivos. Prueba de ello es la implementación progresiva de la cirugía laparoscópica del cáncer de colon, del reflujo gastroesofágico o la patología de la pared abdominal (hernias).

Más seguridad y rapidez

La nueva endoscopia mejora notablemente la calidad de visión y, precisamente, esa evolución en el campo de la óptica conlleva también importantes progresos en el procesamiento digital de la imagen y la fibra óptica. La inversión que se ha realizado para la adquisición de este nuevo equipo ha sido de 41.000 euros.

“Estos nuevos equipos mejoran notablemente la calidad de la visión y eso permite a los cirujanos que lleven a cabo nuevas técnicas endoscópicas, trabajar con mayor seguridad y rapidez”, precisa el doctor García.

Como ejemplo de todas estas ventajas que aporta la nueva instrumentación, el doctor García destaca la última intervención quirúrgica que ha realizado junto con la doctora Inmaculada Moreno, también del Servicio de Otorrinolaringología de este Hospital. Realizaron una operación mediante un abordaje endoscópico a un paciente que presentaba un gran mucocele frontoetmoidal, que contactaba con el cerebro y con la órbita.

“Hasta hace poco esta operación se realizaba por fuera de la nariz –advierte el doctor García-. Había que abrir la piel, quitar el hueso y eso daba peor resultado. Dejaba cicatrices y postoperatorios más dolorosos y prolongados. Gracias a esta nueva tecnología hay un mayor bienestar para el paciente y estéticamente el resultado es inmejorable ya que no quedan marcas ni cicatrices, y además el alta hospitalaria se produjo a las 24 horas”.