El Gobierno de Castilla-La Mancha valoró a 7.566 familias en situación de dificultad social a través de la nueva Herramienta de Diagnóstico de las Situaciones de Vulnerabilidad y Exclusión Social que fue puesta en marcha en el mes de mayo por la Consejería de Bienestar Social luego de un año de trabajo en diseño, pruebas y validaciones científicas.

El objetivo de esta nueva herramienta es agilizar la protección social de las familias y personas que tienen dificultades sociales o económicas en la región. A través de ella se recoge una serie de indicadores relacionados con la situación económica, empleo, vivienda, educación, salud y relaciones sociales, cuyo resultado permite medir su grado de inclusión social. Además, el análisis de estos indicadores permite a los profesionales diseñar y mejorar una adecuada atención social.

La nueva Herramienta de Diagnóstico de las Situaciones de Vulnerabilidad o Exclusión Social,es un proyecto de financiación cooperativa con el Fondo Social Europeo, y su diseño fue realizado en conjunto con la Administración regional y la Universidad de Castilla-La Mancha y la Universidad de la Rioja. 33 profesionales de toda la región participaron en su diseño, incluyendo técnicos de la Dirección Socal y Cooperación, y con la validación de expertos en materia de Inclusión Social a nivel nacional y 19 entidades dedicadas a la Iniciativa Social en la región.

Castilla-La Mancha es la segunda Comunidad Autónoma que cuenta con este instrumento tras el País Vasco, pero la primera que lo ha sometido a validación científica y pruebas estadísticas.

Presentada en el III Congreso Internacional de Trabajo Social en Bilbao

La Consejería de Bienestar Social ha presentado la herramienta esta semana en el III Congreso Internacional y XII Congreso de Facultades y Escuelas de Trabajo Social de las universidades españolas (CIFETS 2018), donde han participado la jefa de Servicio de Atención Primaria e Inclusión, María Jesús Real Pascual, y la jefa de Servicio de Cooperación, Voluntariado y Migraciones, Rosa García Pulido. Un Congreso que se enmarca en la serie de eventos científicos bianuales organizados por la Conferencia de Decanos, Decanas, Directores y Directoras de las Facultades y Departamentos de Trabajo Social de las universidades españolas, y que se viene celebrando desde 1996 en diferentes puntos de la geografía española.

La nueva Herramienta de Diagnóstico de las Situaciones de Vulnerabilidad y/o Exclusión Social no se trata de una medida aislada, sino que funciona como el tronco de un conjunto de acciones en la Estrategia contra la  Pobreza y Desigualdad Social en Castilla-La Mancha y va en consonancia con el compromiso del presidente García-Page para conseguir acortar la brecha de desigualdad a través de un modelo integrador y que cuente con mayor presupuesto y más profesionales.