Tras la reunión mantenida este miércoles con la Comisión de Feria, el Ayuntamiento herenciano ha decidido suspender los actos multitudinarios de las Fiestas de la Virgen de las Mercedes ante la actual situación de crisis sanitaria. Una decisión prudente, a falta de cuatro meses, en un ejercicio de responsabilidad, atendiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias de no propiciar grandes aglomeraciones, han movido a los responsables a tomar la decisión.

El alcalde Sergio García-Navas ha declarado que el objetivo principal es garantizar la salud y la seguridad de la ciudadanía ante un escenario incierto que depende de la evolución de la enfermedad. “Dadas las circunstancias que se están viviendo, creemos que no va a ser posible celebrar la Feria de septiembre como los herencianos y herencianas se merecen, por lo que hemos preferido adelantarnos y suspender las distintas actividades previstas”.

El Consistorio ha pedido comprensión a la población ante esta situación, conscientes de lo doloroso que resulta la decisión y la suspensión de unas fiestas con tanta tradición y tan significativas para el municipio.

Los diferentes representantes de asociaciones y sectores que forman parte de la Comisión de Fiestas han mostrado su pesar ante esta difícil situación, pero han coincidido en suspender los festejos como una acción necesaria y responsable para salvaguardar la salud y seguridad de toda la población.

El primer edil ha querido dejar claro que se suspenden todos los actos que supongan grandes concentraciones de público, y que dependiendo de la situación de la desescalada, se estudiará adaptar alguna de las actividades que se pudiesen programar en un formato más reducido.