Interporc, la Interprofesional del Porcino de Capa Blanca, ha concedido a Grupo Tello Alimentación el sello Interporc Animal Wellfare Spain (IAWS), su estricto sello de calidad de ámbito internacional que garantiza las buenas prácticas de la industria cárnica en materia de sanidad, bioseguridad y tratamiento del animal durante todo su ciclo de vida.

Avalado por un comité científico independiente y de alto nivel, el sello IAWS se rige por un exigente reglamento basado en los principios marcados por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), y certifica el cumplimiento de la normativa española y europea en los ámbitos de salud, sostenibilidad y seguridad alimentaria. Impone, como principal requisito, el bienestar íntegro, salvaguardando el correcto alojamiento y manejo del cerdo desde su nacimiento hasta su transformación, asegurando el mejor tratamiento durante todo su ciclo de vida.

Obtenida la certificación en sus granjas con el rango de EXCELENTE, siendo una de las primeras empresas españolas que obtienen esta certificación, el resultado es la consecuencia natural de los Valores y compromisos del Grupo Tello con las mejores prácticas en su actividad en materia de gestión de residuos. Su vanguardia tecnológica en granjas deriva en una importante reducción del impacto medioambiental.

En definitiva, plenamente comprometido con la salud alimentaria, y respetando siempre los principios éticos de sostenibilidad, bioseguridad y bienestar animal, el Grupo Tello celebra la obtención del nuevo sello, ya que redunda en la gran calidad de todos los productos elaborados por el Grupo. En palabras de Alfonso Alcázar, Director General del Grupo Tello “el sello de calidad de Interporc constata nuestro compromiso con la seguridad alimentaria y la calidad desde el origen, a través del cumplimiento del estricto protocolo internacional de manejo”.

Sobre Grupo Tello Alimentación

Fundado en 1968, Grupo Tello Alimentación está especializado en productos cárnicos con total orientación al consumidor, la salud y la gastronomía. Con sede en Totanés (Toledo), está formado por las marcas Tello, Frial, Sánchez Montero, Pamplonica, Mina y Valle, bajo las que produce más de 400 referencias de producto. Presente en más de 50 países, cuenta con una plantilla de alrededor de 1000 trabajadores, y superó los 193 millones de euros de facturación en el pasado ejercicio.