El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page,reclamó unidad a las fuerzas políticas para alcanzar un acuerdo sobre el presente y futuro de las pensiones en España. “Es un derecho de justicia histórica”, dijo mientras anima a trabajar con el mismo espíritu que aquellos que forjaron el Pacto de Toledo.

Así lo ha adelantado el jefe del Ejecutivo autonómico durante la clausura de la asamblea general de la Federación Provincial Alcarreña de Jubilados, Pensionistas y Tercera Edad que se ha celebrado este miércoles en Guadalajara; un acto en el que, entre otros, también han participado la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez; el delegado provincial de la Junta de Comunidades, Alberto Rojo; y la presidenta de la federación, Carmen Hombrados.

El presidente regional pidió que Toledo vuelva a servir como escenario para un pacto en el que “hay que alcanzar unidad” y “no tiene que ver con ideologías y partidos” sino “con la economía y con una sociedad que va a vivir por más tiempo”.

En este sentido, el presidente de Castilla-La Mancha ha abogado por contemplar tanto las pensiones como el importante incremento de la esperanza de vida que ha experimentado nuestro país, no como un problema sino como el fruto de la “evolución en positivo” que ha vivido España durante las últimas décadas.

Los avances que explica García-Page guardan relación directa con mejoras en las condiciones laborales, de alimentación y de recursos orientados a Sanidad Pública. Para el presidente regional, la Educación, las pensiones y la Salud son las víctimas de la crisis económica.

Por su parte, la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, ha destacado que en 2018 la inversión en políticas de mayores en Castilla-La Mancha superará los 280 millones de euros, casi un 13 por ciento más de presupuesto que en el año 2015, al tiempo que ha resaltado los programas y actividades incluidas en el Marco de Envejecimiento Activo, entre ellas, las rutas senderistas o el Termalismo Social dirigido a mayores.

Tras la clausura de la asamblea, la Federación Provincial Alcarreña de Jubilados, Pensionistas y Tercera Edad ha celebrado su XXV aniversario con un acto en el que ha hecho entrega de su insignia de oro al presidente del Gobierno regional, Emiliano García-Page.

Asimismo, ha otorgado placas de reconocimiento tanto a la Junta de Comunidades como al Ayuntamiento de Guadalajara, la Diputación provincial, la empresa Autocares Marín Colmenero, Espectáculos PACME, Trofeos Agher y a las asociaciones federadas que cumplen en 2018 diez años desde su fundación.