El Gobierno de Castilla-La Mancha espera contar con unas 80.000 solicitudes para optar a alguna de las 1.804 plazas que se han aprobado para el personal de Administración General en las ofertas de empleo público de 2017 y 2018.

Así lo ha puesto de manifiesto esta tarde el director general de Función Pública, José Narváez, durante una comparecencia en la Comisión de Asuntos Generales de las Cortes regionales, en la que ha informado en detalle de las plazas que el Ejecutivo de Emiliano García-Page ha aprobado en el ámbito de Administración General en las ofertas de empleo público de 2016, 2017 y 2018.

Todas las ofertas de empleo público aprobadas se enmarcan en el Plan de Impulso a los Servicios Públicos, que se puso en marcha a finales de 2015 y que permitirá que, tras los cuatro años de la legislatura del presidente García-Page en la región, se hayan aprobado cerca de 12.000 plazas de empleo público en todos los sectores de la Administración regional.

En relación con las plazas aprobadas para funcionarios y laborales, es decir, para el sector de Administración General, Narváez ha resaltado que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado a lo largo de esta legislatura en diferentes ofertas de empleo público un total de 2.268 plazas para el sector de Administración General, de las que 1.204 corresponden a funcionarios y 1.064 a personal laboral.

En relación con la Oferta de Empleo Público (OEP) de 2016, Narváez ha recordado que está ejecutada en su totalidad en todos los cuerpos y categorías y que supuso la aprobación de 195 plazas de personal funcionario y 100 plazas de personal laboral, de nuevo ingreso, así como 79 plazas de promoción interna directa en el puesto de personal funcionario y 90 plazas de promoción interna de personal laboral.

Es decir, en 2016 se aprobaron un total de 464 plazas de Administración General, siendo 274 de personal funcionario y 190 de personal laboral.

La Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas aprobó en diciembre de 2017 la OEP correspondiente a ese ejercicio, con un total de 825 plazas en el ámbito de Administración General.

Estas plazas totales se dividen entre 434 para funcionarios, de las que 317 son de nuevo ingreso y 117 de promoción interna, y 391 para personal laboral, siendo 317 plazas de nuevo ingreso y 74 de promoción interna.

Con respecto a la OEP del pasado año, Narváez ha subrayado que, además de la tasa de reposición, ya incluyó la denominada tasa de estabilización del empleo temporal. Esta permite incorporar a las ofertas de empleo público plazas ocupadas por interinos, con lo que se dota de mayor estabilidad a las plantillas de empleados públicos.

En este sentido, cabe recordar que la tasa de estabilización del empleo temporal es fruto de la propuesta que hizo el presidente García-Page en la Conferencia de Presidentes, celebrada el 17 de enero del año pasado, y que fue finalmente aprobada.

Finalmente, el director general de Función Pública se ha referido a la Oferta de Empleo Público (OEP) de 2018, que se aprobó el pasado mes de octubre por el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha.

Esta OEP suma un total de 979 plazas destinadas a personal de Administración General, distribuidas entre 496 plazas de funcionarios y 483 plazas de personal laboral.

Narváez también ha querido resaltar en su comparecencia en la Comisión de Asuntos Generales que en todas las ofertas aprobadas por el Gobierno regional se ha reservado un 7 por ciento de plazas a personas con discapacidad.

El director general de Función Pública ha concluido que, entre otros, el objetivo de estas ofertas de empleo público es conseguir que la tasa de temporalidad en la Administración regional se sitúe por debajo del 8 por ciento.