El Gobierno regional ha invertido 46.850 euros para la reparación y mejora del polideportivo del Instituto Brianda de Mendoza, de Guadalajara capital, una actuación que se está rematando en estos días con el objetivo de que esté completamente terminada para el inicio de las clases de Secundaria el próximo 13 de septiembre.

Esta inversión ha sido realizada a través de las obras de Reforma, Ampliación y Mejora, conocidas como RAM, un programa al que el Gobierno regional ha destinado en lo que va de año casi medio millón de euros para la realización de 47 actuaciones en otros tantos centros educativos del conjunto de la provincia de Guadalajara.

El delegado de la Junta en Guadalajara, Alberto Rojo, y el director provincial de Educación, Cultura y Deportes, Faustino Lozano, han visitado esta mañana la obra realizada en el pabellón del Brianda de Mendoza, donde han estado acompañados por la directora del centro, Inmaculada Carlero, y por el jefe de departamento del Educación Física, Alejandro Mayor.

Durante la visita, han tenido la oportunidad de comprobar las obras llevadas a cabo, que han tenido por objeto la reparación de zonas comunes, de claraboyas de iluminación, aseos y duchas y también de las bombas de climatización tanto de calefacción como de aire acondicionado.

El delegado de la Junta ha avanzado que, además del dinero destinado a la mejora del polideportivo, el Gobierno regional invertirá en este centro, el más antiguo de la región, 150.000 euros para la sustitución de ventanas, con el objetivo de mejorar la eficiencia energética. Esta inversión, ya adjudicada a la empresa AZ2013 Arquitectura e Ingeniería, está incluida en el Plan de Infraestructuras Educativas 206-2019, puesto en marcha por el Gobierno regional y que incluye una decena de grandes inversiones en centros educativos de la provincia.

El instituto Brianda de Mendoza celebró en 2017 el 180 aniversario de su fundación, en cuyos actos de celebración colaboró el Gobierno regional. Comenzó a funcionar en 1837, en lo que había sido el convento de San Juan de Dios, con tan solo 14 alumnos. Desde entonces ha pasado por diferentes ubicaciones, hasta mudarse en el año 1972 a un edificio de nueva construcción, en el que aún permanece hoy. Desde el año 2015, el centro está declarado como Instituto Histórico debido al gran patrimonio que atesora.