La consejera de Fomento, Agustina García Élez, ha destacado que “el Gobierno regional, a día de hoy, ya ha invertido más del 44 por ciento de lo que se hizo en toda la legislatura pasada en conservación y mantenimiento de carreteras”, señalando que para el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, “es una obsesión la seguridad vial para que los vecinos y vecinas se puedan mover libremente”, así como por “sentido común de llevar a todas partes justicia e igualdad”.

García Élez ha recordado que en esta legislatura se han destinado 183 millones de euros para actuar en 413 kilómetros, de los que 33 millones y 95 kilómetros han sido en la provincia de Ciudad Real. En este sentido, ha insistido en que “ahora se mismo se está priorizando la inversión en los pequeños municipios, porque son muy importantes para este Ejecutivo, al que siempre van a tener como aliado”.

“No siempre todo son inversiones en grandes obras, más cuando hay que garantizar la seguridad en las carreteras ya existentes; de ahí el esfuerzo inversor en conservación y mantenimiento del Gobierno de García-Page, también debido a la falta de inversión que hubo en la legislatura pasada y cuyas consecuencias estamos pagando ahora”, ha subrayado.

Así lo ha destacado la consejera de Fomento tras visitar las obras de fresado y reposición del firme que se van a acometer en el tramo de alrededor de 11 kilómetros de la CM-3129 entre Villanueva de los Infantes y Cózar, donde ha estado acompañada por el director general de Carreteras y Transportes, David Merino; la delegada del Gobierno regional en Ciudad Real, Carmen Teresa Olmedo; y los alcaldes de Cózar, Alipio García; de Villanueva de los Infantes, Antonio Ruiz Lucas; y Torre de Juan Abad, María Fresneda.

Intención de actuar en una segunda fase en la CM-3129 entre Cózar y Torre de Juan Abad

La titular de Fomento del Gobierno regional ha podido comprobar como las máquinas ya están trabajando en las labores de esta vía por la que transitan más de un millar de vehículos diarios y que también afecta directamente a otros municipios como Carrizosa, Torre de Juan Abad o Villamanrique, por los que discurre desde el cruce con la N-430 hasta el límite de provincia con Andalucía.

La actuación se prolongará por un periodo máximo de dos semanas y supondrá una inversión de casi 160.000 euros. Esta carretera, una vez arreglada, vendrá a “garantizar la seguridad vial de todos sus vecinos y los de las localidades vecinas que la usan para comunicarse”, ha dicho Agustina García Élez, recalcando que “nuestra bandera es llevar la igualdad real a los municipios en materia de infraestructuras”, además de que ha hecho énfasis en que “no miramos nunca el número de habitantes que se ven beneficiados por una u otra carretera, porque si no las inversiones nunca llegarían al mundo rural”.

La intención del Gobierno regional, una vez ejecutado este tramo, es continuar con una segunda fase en esta CM-3129 entre las localidades de Cózar y Torre de Juan Abad porque “también allí hay que garantizar esa seguridad”.

En el caso de la primera actuación, se va a proceder a dar solución al estado actual del firme mediante el fresado y la reposición con aglomerado en caliente de aquellas zonas que presentan un mayor grado de deterioro como consecuencia de grietas, roderas y baches; entre los puntos kilométricos 20 al 30.

El alcalde Alipio García ha declarado que existe una “gran necesidad de esta reparación que, afortunadamente, ha sido atendida por la Consejería de Fomento para que podamos circular con seguridad”. En esta línea, ha agradecido al Gobierno de Castilla-La Mancha el trabajo realizado en los tres años de gestión y “no como en la anterior legislatura que yo mismo sufrí como alcalde”.