El Gobierno de Castilla-La Mancha ha incorporado en lo que va de legislatura a 2.002 nuevos usuarios de la provincia de Guadalajara al Sistema de Atención a la Dependencia. De este modo, el número de personas que actualmente se encuentran bajo la cobertura del Sistema en la provincia asciende a 4.953, frente a las 2.951 de la anterior legislatura, lo que supone un incremento del 67,84 por ciento.

Así lo ha señalado el director provincial de Bienestar Social, José Luis Vega, durante la visita a la residencia de mayores Los Nogales, de Fontanar, a la que ha asistido con el delegado de la Junta en Guadalajara, Alberto Rojo, y el alcalde de esta localidad, Víctor San Vidal. Durante la visita, Vega ha analizado los datos sobre la evolución del Sistema de Dependencia que publica mensualmente el IMSERSO y que atestiguan además un aumento del 39,45 por ciento del número de prestaciones que actualmente perciben los beneficiarios del sistema. En concreto, 6.083 frente a las 4.362 con que se cerró la etapa del anterior Gobierno regional.

El director provincial de Bienestar Social ha hecho hincapié en los avances experimentados en la tramitación y valoración de solicitudes de incorporación al Sistema de Dependencia, “debido a que el Gobierno regional apostó desde el primer momento por sacar a los usuarios del denominado limbo de la dependencia para proporcionarles la prestación que necesitaban”.

En este sentido, se ha referido a la contratación en la provincia de Guadalajara de cinco personas más para reforzar la elaboración de los Programas Individuales de Atención a personas en situación de dependencia, los denominados PIA, que suponen la “puerta de entrada” al Sistema de Dependencia. En total, actualmente son 24 las personas destinadas a este servicio en Guadalajara.

Debido a la importancia que el Gobierno regional ha otorgado a este servicio, “el limbo de la dependencia” se ha reducido en la provincia un 82,66 por ciento en lo que va de legislatura, pasando de los 2.140 expedientes pendientes de valoración que dejó el anterior Gobierno a los 371 actuales. El mayor avance se ha producido en las personas con grado I de dependencia, donde la reducción alcanza el 90,59 por ciento al pasar de los 1.806 expedientes a los 170 de la actualidad. También ha habido mejoras en los expedientes de personas con grado de dependencia II y III pendientes de valoración, donde la reducción roza el 40 por ciento.

José Luis Vega ha resaltado también el mejor servicio en prestaciones concretas incluidas en el Sistema de Atención a la Dependencia, como es el caso del servicio de teleasistencia, que en la provincia de Guadalajara prácticamente ha triplicado el número de usuarios que había al principio de la legislatura, para alcanzar en la actualidad a 1.387 personas. También ha crecido la ayuda a domicilio, en concreto en un 63,96 por ciento, así como los servicios de prevención de la dependencia y promoción de la autonomía personal, que se han incrementado en un 68,18 por ciento. En estos dos años ha mejorado también la atención residencial, que ahora se presta a 292 usuarios más, lo que supone un incremento del 26,89 por ciento, o las prestaciones vinculadas al servicio, con un aumento que supera el 66 por ciento.

José Luis Vega ha puesto de manifiesto que el compromiso del presidente García-Page con las personas en situación de dependencia “ha sido total, como reflejan los datos” y ha tenido palabras de agradecimiento para los profesionales que trabajan para mejorar la prestación del servicio. Del mismo modo ha comprometido el trabajo del Gobierno regional para seguir avanzando en la atención a la dependencia, “porque las personas dependientes así lo merecen”.