El Gobierno de Castilla-La Mancha dará continuidad e impulsará el próximo curso el Programa Escolar de Consumo de Frutas, Hortalizas y Leche que viene desarrollándose desde el curso 2009-2010 con el objetivo de incrementar el consumo de estos productos entre la población infantil y que así desarrollen unos hábitos alimentarios adecuados.

La Consejería de Educación, Cultura y Deportes publicará las bases para regular el procedimiento de selección de los centros escolares la próxima semana. Así, los ciudadanos sarán cuáles son los centros donde funcionará este programa que cuenta con la promoción de la Unión Europea. Más tarde se esperan las fechas y otros datos sobre la convocatoria.

El programa va destinado a centros escolares de Educación Infantil y Primaria, así como a centros de Educación Especial sostenidos con fondos públicos.

Entre los compromisos que deberán adquirir los centros participantes están el de destinar las frutas y hortalizas o la leche y productos lácteos para su consumo en horario distinto al del comedor, poner a disposición del proveedor autorizado un listado e intolerancias y alergias relacionados con los productos que se suministrarán, nombrar una persona del centro como coordinadora y conservar en condiciones higiénico-sanitarias adecuadas las raciones de las frutas y hortalizas o de leche y productos lácteos desde su recepción en el centro hasta su consumo por los escolares.

En los últimos años se adquirió una muy buena experiencia con el desarrollo del programa, por tal motivo se acordó que para el período de programación 2017/2013, la implantación y desarrollo se coordine entre la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, y la Consejería de Sanidad.

Con este programa se pretende incrementar el consumo de frutas, verduras y productos lácteos, en la población infantil desarrollando unos hábitos alimentarios adecuados, ya que una dieta sana desempeña un papel fundamental en la reducción de los índices de obesidad y de los riesgos de enfermedades graves en la edad adulta.

Es por ello que el programa de reparto de frutas, hortalizas y leche en las escuelas se complementa con una serie de actividades de sensibilización, en las que por medio de juegos y talleres se forma a los niños en hábitos de nutrición saludables.

En el desarrollo del programa en el curso escolar 2017-2018, el número de beneficiarios del Programa de Frutas y Hortalizas ha sido de 92.521 alumnos y alumnas, procedentes de 542 centros escolares; en tanto que el número de beneficiarios del Programa de Leche y Productos Lácteos ha sido de 52.961 niños y niñas, procedentes de 145 centros escolares de toda Castilla La Mancha.