La consejera de Fomento, Agustina García Élez, ha anunciado que se va a iniciar un estudio para buscar soluciones definitivas que eviten los problemas de inundaciones que se producen de forma periódica en la localidad toledana de Cobisa.

El trabajo será coordinado entre la Dirección General de Carreteras y Transportes, y la Agencia del Agua de Castilla-La Mancha, ambas dependientes de la Consejería de Fomento. Contará con estrecha colaboración del ayuntamiento del municipio de Cobisa.

Así lo ha trasladado durante la reunión mantenida en la Consejería de Fomento y en la que también han estado presentes el director general de Carreteras y Transportes, David Merino; el alcalde de la localidad de Cobisa, Félix Ortega; y parte de la representación del Gobierno municipal.

García Élez explicó que el problema de las inundaciones, que sucede de forma periódica y afectando al casco antiguo del municipio, “no está motivado por la carretera en sí, sino que se produce por acumulación de agua del casco urbano y de las fincas rústicas en el punto más bajo de la variante suroeste (CM-40), la que da acceso a la población”.

Una vez que este estudio traslade la o las posibles soluciones, la actuación tendrá que ser refrendada por la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT). A partir de ahí se analizarán las líneas de intervención para acometer la actuación en el menor tiempo posible y siempre “contando con el mayor consenso, coordinación y colaboración entre todas las administraciones”.

La consejera insistió en la “total predisposición” que existe en el Gobierno de García-Page para agilizar la puesta en marcha de soluciones para los ciudadanos y ciudadanas en la región, y con ello mejorar la cailidad de vida en su conjunto.