El director general de Salud Pública y Consumo, Manuel Tordera, ha hecho entrega recientemente de los premios regionales del concurso escolar sobre Consumo Responsable Consumópolis, en su decimotercera edición, a los alumnos del equipo ‘Ultraligeros’, del CEIP José Lloret Talens de Almansa; ‘Roedores5’, del colegio ‘Amor de Dios’ de Caudete (ambos de la provincia de Albacete) y ‘Ecochicas’, del IES ‘Fernando de los Ríos’, de Quintanar del Rey (Cuenca).

Tordera, quien ha felicitado personalmente a todos los alumnos premiados, así como a sus docentes, ha agradecido la implicación que han tenido los centros escolares de Castilla-La Mancha en el certamen. En concreto, han participado 93 equipos, lo que significa un total de 465 alumnos en los distintos niveles de participación previstos, unas cifras que triplican las de las últimas ediciones.

El director general ha destacado la importancia de la educación del consumidor desde temprana edad como apuesta de futuro por una sociedad que tenga presentes valores de sostenibilidad y solidaridad en las decisiones de compra que lleven a cabo sus ciudadanos.

En este sentido, ha animado a los premiados a seguir participando de forma activa en iniciativas de este tipo puesto que contribuyen a formarse como ciudadanos capaces de decidir por sí mismos así como les ha empujado a sumarse a otros proyectos que promueve la propia Consejería, tanto en el ámbito del consumo como de la salud.

Los alumnos han recibido los diplomas acreditativos de su galardón, que en esta edición ha versado sobre el lema ‘En la publicidad, ¿todo vale?’, así como unas  bolsas con obsequios que pretenden no solo reconocer el mérito por haber sido los vencedores en cada una de las tres modalidades en la fase regional, sino también agradecer la dedicación y el esfuerzo que han desarrollado así como el de sus tutores.

Consumópolis es un concurso escolar sobre consumo responsable, organizado por la Consejería de Sanidad y la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición, que pretende sensibilizar a los escolares de la importancia que tiene el consumo responsable de bienes y servicios, tanto a nivel individual como colectivo, promoviendo la reflexión sobre los diferentes aspectos que conlleva nuestro comportamiento como consumidores y usuarios.