El viceconsejero de Cultura, Jesús Carrascosa, ha destacado que la Semana de la Zarzuela de La Solana “nos permite disfrutar del municipio como un lugar de La Mancha donde las melodías corren en libertad y buena compañía, y en la que el deseo de regresar será la lógica consecuencia de lo vivido en el festival”.

Así se ha expresado Carrascosa en la presentación de la programación de la 35 Semana de la Zarzuela de La Solana (Ciudad Real), en un acto que ha tenido lugar en la Oficina de Castilla-La Mancha en Madrid y que ha contado con la presencia, entre otros, del presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero; y el alcalde de La Solana, Luís Díaz-Cacho.

Durante su intervención, el viceconsejero ha explicado que “esta semana se dedicada a un mundo extenso, intenso, en el que grandes músicos volcaron su mejor saber y entender, ligando la melodía al costumbrismo, para dejar en herencia una bellísima fotografía de España en una era de grandes cambios en todos los órdenes”.

En este sentido, ha añadido que estos “cambios fueron abordados con gracia, arte y sin complejos, y que ponían y ponen al espectador enfrente de muchas de las claves de nuestra historia, como las guerras carlistas, la revolución obrera, el regionalismo o el drama de la guerra colonial”.

“Ningún género ha sido tan querido, seguido y cantado en nuestro país, y su profundo enraizamiento en la vida cultural y escénica española explica la presencia de algunas de sus piezas más ilustres en el repertorio de las grandes figuras líricas a nivel mundial”, ha explicado el viceconsejero. “Por eso, hoy  en día, la zarzuela es patrimonio cultural que nos permite entender la evolución social y la historia de nuestro país”, ha añadido.

Por último, Carrascosa ha subrayado que resulta evidente que, “después de 35 años de festival, La Solana ha sabido unir  su nombre a la lista de localidades que concentran durante unos días la atención del sector de las Artes Escénicas, abriéndose un hueco importante en el calendario de festivales musicales y culturales de nuestro país, y sobre todo, de Castilla-La Mancha”.