La directora gerente del SESCAM, Regina Leal, ha destacado hoy el esfuerzo que está realizando el Gobierno de Castilla-La Mancha para dotar al sistema sanitario público regional de más y mejores equipos tecnológicos y de las herramientas de ayuda al diagnóstico y tratamiento más avanzadas para conseguir, junto a los profesionales sanitarios, mayores niveles de calidad en las prestaciones asistenciales que se ofrecen a los pacientes.

Leal ha asistido hoy en Toledo a la inauguración del XXVII Congreso de la Sociedad Castellano-Manchega de Cirugía Ortopédica y Traumatología y al II Congreso de Enfermería en Traumatología de Castilla-La Mancha, en la que ha estado acompañada por el presidente de la Diputación Provincial, Álvaro Gutiérrez, el gerente del Complejo Hospitalario de Toledo, Juan Blas, y los responsables de la organización de ambos congresos.

En su intervención, la máxima responsable del SESCAM ha destacado que en poco más de tres años, y con el fin de superar la obsolescencia tecnológica a la que estaba sometida la Comunidad Autónoma hace pocos años, el Gobierno de Emiliano García-Page va a duplicar la inversión en alta tecnología sanitaria que se realizó en toda la legislatura anterior.

“Esta Comunidad Autónoma puede presumir de ser la única a nivel nacional que cuenta con un Plan de Renovación de Alta Tecnología Sanitaria que va más allá de una simple declaración de intenciones; un Plan calendarizado, con equipos a renovar y la financiación necesaria hasta completar el cuadro de obsolescencia de partida”, ha remarcado Leal, quien ha recordado la inversión de más 28 millones de euros prevista para el periodo 2016-2021, de los que 13,5 se ejecutarán este año.

A este respecto, ha enumerado algunos de los equipos que se han incorporado desde el inicio de este Plan, como ocho nuevas resonancias magnéticas, una de las cuales está en fase de instalación, cerca de una decena de TAC, cuatro salas de radiología digital y seis nuevos arcos quirúrgicos, entre otros. Estas inversiones también han ido acompañadas de equipamiento básico para las áreas quirúrgicas, como respiradores, torres de laparoscopia, lámparas, mesas quirúrgicas, por valor de más de 2,5 millones de euros entre los años 2016 y 2017.

“La actividad diagnóstica y terapéutica de nuestros profesionales pivota en buena medida sobre todas estas herramientas de trabajo y, por lo tanto, contar con los equipos más avanzados les facilita notablemente la labor diaria”, ha afirmado Leal, quien ha destacado igualmente la oportunidad de mejora de la calidad asistencial que se abre con la nueva fase de desarrollo del proyecto ‘Ykonos’, de imagen médica digital, que va a suponer una inversión cercana a los 14 millones de euros en los próximos cuatro años.

Tal y como ha recordado, en esta nueva fase se van a incorporar, entre otros, nuevos módulos con herramientas evolucionadas para ser utilizadas por servicios como Traumatología, cuyo visor será de gran ayuda para la planificación de intervenciones quirúrgicas, ya que ofrece la posibilidad de realizar segmentaciones automatizadas de diversas partes del cuerpo y de huesos para verlos aislados de los adyacentes, o la posibilidad de extraer de una manera automática la columna para visualizarla de una forma individualizada.

Profesionales de alto nivel

Por otra parte, la directora gerente del SESCAM ha asegurado que Castilla-La Mancha puede presumir del alto nivel de sus especialistas en Traumatología, cuya formación en nuevas técnicas está permitiendo asumir con la máxima garantía cada vez procesos más complejos que ya no tienen que derivarse fuera de la Comunidad Autónoma.

También ha destacado el alto nivel de especialización de la enfermería en el ámbito de la Traumatología, algo que en su opinión “implica la necesidad de describir las buenas prácticas específicas de su campo de actuación y la descripción de un mapa de competencias específico para cada profesional, que facilite el proceso de formación, garantice la seguridad en las actuaciones y evite su variabilidad”.

Leal ha agradecido el esfuerzo que están haciendo todos los centros hospitalarios para reducir las listas de espera, y ha puesto el ejemplo del Complejo Hospitalario de Toledo, que en el último año ha conseguido disminuir un 20 por ciento su lista de espera quirúrgica de Traumatología.

“Menos pacientes y menos tiempo medio de espera”, ha destacado la gerente del SESCAM, quien ha indicado que en el último año se ha conseguido reducir en 42 días las demoras para ser intervenido de un proceso traumatológico. A este respecto, ha animado a estos especialistas a seguir participando en el programa de trabajo quirúrgico en red, que está permitiendo incrementar la actividad y seguir agilizando los tiempos de espera.