El Gobierno de Castilla-La Mancha ha reconocido a la artesanía albaceteña, durante la celebración de la XXXVIII edición de la Feria de Artesanía de Castilla-La Mancha, trasladando su profesionalidad, el trabajo de protección de gremios tradicionales, su importante papel en el tejido productivo de la provincia, y en reconocimiento social.

Así lo ha manifestado el director provincial de Economía, Empresas y Empleo, Nicolás Merino, durante su visita a FARCAMA, con motivo de la entrega de los Premios al Mérito Artesano de Castilla-La Mancha, recordando que en la provincia hay cerca de 200 artesanos y 50 empresas artesanas, con un 28 por ciento de carnés artesanos, según datos del pasado año 2017, mientras que la media del conjunto de la Comunidad Autónoma se sitúa en un 31 por ciento de certificación artesanal.

Merino ha visitado los espacios artesanales de “Aprecio”, Cestería “Marcilla” y su taller de mimbre; “Ambientes”, “Crisol Abril”, “Cerámica Creativa FF”, “Cuchillería Fernández”, “Idaro Jabones”, “Javi Artesanía Creativa”, y “Cebrián Artesanía”, todos ellos procedentes de la provincia de Albacete.

Por otro lado, el director provincial de Economía, Empresas y Empleo, y la jefa de servicio de Turismo, Comercio y Artesanía, Belén Montoya han felicitado al cuchillero albaceteño y ex presidente de la Asociación provincial de Empresarios de Cuchillería y Afines (APRECU), Juan Andrés Barbero, al recibir el título de Maestro Artesano de Castilla-La Mancha; y al artesano muñequero, Juan José Fernández Panadés, de Peñarrubia de Masegoso, con carnet de artesano desde hace ya 30 años, y reconocido como Maestro Artesano en el año 2011, que fue galardonado con la Placa al Mérito Artesano, que recogió el cuchillero, Manuel Fernández.