El Gobierno de Castilla-La Mancha ha desactivado, a las 15:10 horas de hoy, el Plan Especial de Protección Civil ante el Riesgo de Inundaciones en Castilla-La Mancha (PRICAM), que fue puesto en marcha el pasado sábado, día 2 de junio, en fase de alerta en la provincia de Albacete, ante el aviso realizado por la Confederación Hidrográfica del Segura del desbordamiento del río, así como por la previsión meteorológica de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que anunciaba lluvias y tormentas en la provincia de Albacete.

La Dirección General de Protección Ciudadana, dependiente de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, ha procedido a la desactivación del PRICAM tras haber finalizado el riesgo de desbordamiento del río Segura en el tramo comprendido entre los embalses de Fuensanta y el Cenajo, así como por el cese de las lluvias y tormentas en la zona.

Durante el tiempo de activación del Plan desde el Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias 1-1-2 se han gestionado un total de 21 incidentes producidos por inundaciones y achiques de agua, sin que se hayan visto afectadas de forma grave edificaciones o infraestructuras de importancia.

Algunos de los incidentes más relevantes de la zona se produjeron en la pedanía de Vicorto, en Elche de la Sierra, que vio interrumpido el suministro de agua potable desde el sábado por la tarde hasta el mediodía del domingo, y el corte de la carretera AB-4006, en el kilómetro 10, en el término municipal de Liétor, debido a las balsas de agua que ocupaban la calzada. El incidente fue solucionado y la carretera abierta al tráfico.

El PRICAM fue activado por el Gobierno de Castilla-La Mancha el pasado sábado, día 2 de junio, a las 20:45 horas, debido al aviso de la Confederación Hidrográfica del Segura y a las previsiones de lluvias y tormentas en Albacete emitidas por la AEMET.