El Gobierno de Castilla-La Mancha inició en Chillón un curso en Atención Sociosanitaria en el que participan 19 jóvenes de la localidad. Una acción formativa que visitó el director provincial de Economía, Empresas y Empleo, Agustín Espinosa, y el alcalde de la localidad, Jerónimo Mansilla.

Espinosa explicó que la propuesta forma parte del proyecto del Ejecutivo que preside Emiliano García-Page “para hacer llega la formación para el empleo a toda la región, independientemente del lugar de donde se resida, ya sea en municipios grandes o pequeños pueblos, donde la formación se hace fundamental para mantener la población”.

El Gobierno ha dispuesto de la utilización de aulas móviles de la empresa ciudarealeña Tecnove, y junto a la colaboración del Ayuntamiento de Chillón, se desarrolla el curso.

En su visita, el director provincial de Economía, Empresas y Empleo indicó que el curso que ahora se inicia cuenta con una inversión de 38.000 euros por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha, y permitirá la formación de estas 19 personas en Atención Sociosanitaria a dependientes, “una necesidad que el consistorio propuso y que ahora queda cubierta en la localidad”.

Espinosa subrayó que de esta forma “quienes han demandado obtener una formación para el empleo en la comarca podrán obtener un certificado profesional oficial que les habilita para el ejercicio profesional, al tiempo que permitirá a los distintos centros residenciales de atención a dependientes de la comarca y a los servicios municipales de ayuda a domicilio contar con profesionales bien preparados”.

Durante el mes de mayo habrá otro curso similar en la localidad de Agudo, completándose un ciclo de formación en atención a dependientes, que anteriormente se había realizdo en Almadén. La inversión directa para este tipo de cursos en los últimos tres años asciende a 200.000 euros.

Finalmente, Espinosa valoró la disposición del alcalde de Chillón para el desarrollo de este curso, mientras que el propio Jerónimo Mansilla agradeció “la respuesta y sensibilidad” del Gobierno de Castilla-La Mancha con el municipio, ya que “estas aulas móviles permiten contar con un servicio formativo necesario para la localidad”.