El consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, ha apelado hoy al entendimiento entre todas las instituciones posibles para que el Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, que este año celebra su 42 edición, siga superando ediciones con una hoja de ruta “que nos marcamos todos”.

El consejero se ha pronunciado de este modo en la presentación de la 42 edición del Festival de Teatro Clásico de Almagro, que se ha celebrado en Madrid, en la que también han estado presentes el alcalde de Almagro, José Manuel Reina; el presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero; el director del Festival, Ignacio García; y la directora del INAEM, Monserrat Iglesias.

Durante su intervención, Ángel Felpeto ha destacado que “estamos agradecidos de poder estar y ser protagonistas de este gran proyecto” en el que el Gobierno regional ha colaborado, al margen de lo previsto como patronos, con una propuesta de la Red de Artes Escénicas y Musicales a través de la representación de ‘El Lazarillo de Tormes’, interpretada por Antonio Campos, y con la Música de Ángel Corpa.

Asimismo, y refiriéndose a la entrada de la Consejería en el Patronato, Ángel Felpeto ha dicho que “en este Patronato estamos y estaremos siempre con la Administración estatal, con el Ayuntamiento y con todos aquellos que han entendido que merece la pena apostar por la cultura con mayúsculas”.

“Mi enhorabuena por esta nueva edición, y mi gratitud por haber podido, en estos cuatro años, trabajar desde la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, por la vigencia y mejora de este Festival que es Patrimonio de la Humanidad, sin lugar a dudas”, ha dicho Felpeto. “No fueron fáciles los comienzos en esta etapa, pero lo importante es el presente y mucho más importante es el futuro y el camino está trazado”, ha añadido.

El consejero también ha felicitado a Adriana Azores, que este año ha sido galardonada con al XIX edición del premio Corral de Comedias, y ha dicho que “cuando incorporamos a alguien  en algún lugar de nuestros reconocimientos, le felicitamos, como no, pero sobre todo le agradecemos que pueda sentir y vivir Castilla-La Mancha más de cerca, que sienta y hable de nuestra tierra desde el corazón”.

Ángel Felpeto ha cerrado su intervención diciendo que  desde el Gobierno de Castilla-La Mancha “entendemos que el Festival de Almagro es más que un hecho cultural, un auténtico legado que debemos proteger, alimentar y engrandecer, y hacerlo de la mejor manera posible cuando se es administrador público: dejando hacer a los profesionales, y apoyando en la medida de nuestras posibilidades”.