El director general de Salud Pública y Consumo de la Consejería de Sanidad, Manuel Tordera, y el director general de Asistencia Sanitaria del SESCAM, José Antonio Ballesteros, han presentado hoy el Plan de Prevención y Actuación frente a la Gripe para la temporada 2018-2019, coincidiendo con el inicio de la campaña de vacunación de la gripe que arranca mañana en los centros sanitarios de Castilla-La Mancha  y que previsiblemente concluirá a finales de año.

Este Plan se articula en torno al Programa de Control y Vigilancia de la Gripe en Castilla-La Mancha, el Plan de Alta Frecuentación, así como la difusión de mensajes y consejos a través de las redes sociales, portales web y pantallas ubicadas en los centros hospitalarios de la región.

Para la nueva campaña de prevención de la gripe, el Gobierno regional distribuirá un total de 345.000 dosis de vacunas, lo que supone una inversión total de 893.550 euros. A través de estas actuaciones se pretende disminuir la morbimortalidad causada por este virus en grupos de riesgo y reducir el impacto de la gripe en la comunidad.

Por su parte, el director general de Salud Pública y Consumo, Manuel Tordera, ha incidido en la importancia de vacunarse todas aquellas personas incluidas en los grupos de riesgo; principalmente los mayores de 65 años, adultos y niños con enfermedades crónicas cardiovasculares, neurológicas y pulmonares, metabólicas crónicas como la diabetes, obesidad mórbida, insuficiencia renal, hemoglobinopatías, anemias, asplenia, enfermedad hepática crónica, neuromuscular grave o que conlleve disfunción cognitiva o cualquier otro tipo de inmunosupresión.

En estos grupos también están incluidos niños y adolescentes en tratamiento prolongado con aspirina; embarazadas en cualquier mes de gestación y todas aquellas personas que puedan transmitir la gripe a quienes tienen riesgo de presentar complicaciones, como son el personal sanitario, trabajadores en residencias de mayores y de otros servicios sociales, cuidadores domiciliarios y otros convivientes.

Asimismo, se aconseja la vacunación a trabajadores de servicios públicos asistenciales, Fuerzas de Seguridad del Estado, Protección Civil, bomberos, personal de emergencias y trabajadores de centros de internamiento, así como y viajeros internacionales y trabajadores que por su ocupación puedan estar en contacto con aves sospechosas de gripe aviar.

Los ciudadanos podrán pedir cita en su centro de salud o consultorio local correspondiente, donde les indicarán los días y horarios para proceder a su vacunación. Las personas con asistencia sanitaria privada deberán consultar con el personal sanitario de su compañía aseguradora.

Vigilancia en Castilla-La Mancha

Coincidiendo con la llegada de una nueva temporada gripal, la Consejería de Sanidad pone en marcha el Programa de Control y Vigilancia de la Gripe en Castilla-La Mancha. Este programa se articula en base al programa de vacunación, el de vigilancia de la gripe y virus respiratorio sincitial, así como medidas para un incremento de recursos asistenciales durante la epidemia y un control y evaluación del impacto de la actividad gripal.

El Sistema de Vigilancia de la Gripe en Castilla-La Mancha se apoya en una red centinela integrada por 48 médicos de familia y diez pediatras de Atención Primaria procedentes de las Unidades de Epidemiología de Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Talavera de la Reina  y Toledo. A su vez, esta Red está integrada en el Sistema de Vigilancia de la Gripe en España (ScVGE).

Durante la pasada temporada 311.886 personas se vacunaron de la gripe y se declararon a la Red de Médicos Centinela de Castilla-La Mancha 1.478 casos de gripe, lo que supone una tasa de incidencia acumulada de 2.154 casos por 100.000 habitantes.

Plan de Alta Frecuentación

El Plan de Prevención y Actuación frente a la Gripe incluye la puesta en marcha del Plan de Alta Frecuentación, con el que se pretende garantizar la atención adecuada de los pacientes y dotar de las herramientas necesarias para evitar situaciones de sobrecarga asistencial con motivo de esta patología, especialmente en los servicios de urgencias de los hospitales.

La primera medida fue la de crear un sistema de información veraz y actualizada permanentemente en relación con las urgencias y la ocupación hospitalaria. A través de este sistema de información se habilitan secuencialmente una serie de medidas para afrontar el pico de demanda asistencial previsible.

Así, este Plan contempla el rediseño de algunos circuitos intrahospitalarios que agilicen el proceso de altas para la habilitación de las camas libres. Otras de las medidas recogidas es la creación de protocolos de priorización de pruebas complementarias e interconsultas intrahospitalarias, con el fin de disminuir la estancia media hospitalaria de los pacientes.

De manera complementaria, y si fuera necesario, los hospitales desarrollarán preferiblemente programas encaminados a potenciar la Cirugía Mayor Ambulatoria.

José Antonio Ballesteros ha destacado que a día de hoy, el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha se encuentra absolutamente capacitado para acometer una situación de sobrecarga asistencial. Prueba de ello es que “en el momento actual el SESCAM está trabajando con 4.072 camas de forma permanente, son nada más y nada menos que 362 camas más que en el último periodo de 2013 y eso pone de manifiesto el esfuerzo que el Gobierno regional está haciendo”, ha subrayado.

En cuanto a las áreas de urgencias, se dispondrá de refuerzos de plantillas tanto de Enfermería, auxiliares de Enfermería, celadores y facultativos en horario de mayor presión asistencial; se han definido circuitos asistenciales con el fin de agilizar el ingreso en planta; así como criterios para agilizar las pruebas complementarias y las interconsultas clínicas entre especialistas para disminuir los tiempos de resolución y toma de decisiones.

En Atención Primaria se activarán los refuerzos de personal cuando se detecten períodos de mayor demanda asistencial. Asimismo, con objeto de facilitar el acceso a las consultas de este nivel asistencial se llevará a cabo un seguimiento para detectar la existencia de demora en el acceso a consulta.

Campañas informativas

El Plan de Prevención y Actuación frente a la Gripe se completa con la puesta en marcha de diversas actuaciones informativas. Así, con objeto de prevenir los efectos de la gripe estacional  el Gobierno de Castilla-La Mancha difundirá un video en redes sociales y distribuirá 40.000 dípticos y 1.000 carteles en todos los centros sanitarios de la región.

Como en años anteriores, también está prevista la difusión de una campaña elaborada por el Gobierno regional, en colaboración con la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES), que ayude a evitar el contagio de la gripe y las medidas a tomar si ya nos hemos contagiado de esta infección respiratoria.

Además, el contenido de estas campañas  estará disponible a través de la página web de la Junta, www.castillalamancha.es, el portal Sanidad Castilla-La Mancha, http://sescam.castillalamancha.es, así como de las pantallas del sistema de turnos que hay en los hospitales y de las redes sociales Twitter y Facebook.