El consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, ha recorrido las instalaciones de la Escuela Regional de Pesca Fluvial de Castilla-La Mancha, situada en el término municipal de Uña (Cuenca) cuando se conmemora el 30º aniversario desde su creación en 1989.

A lo largo de la visita, en la que el consejero ha estado acompañado por el delegado provincial de Desarrollo Sostenible en Cuenca, Rodrigo Molina, Escudero ha agradecido al personal de esta escuela “la intensa labor de educación ambiental” que han desarrollado en estas tres décadas “para divulgar nuestro diverso patrimonio fluvial y concienciar a las generaciones más jóvenes sobre la importancia de su conservación”.

Precisamente, el fomento de la ética ambiental entre la población castellano-manchega mediante programas educativos en los diferentes centros de interpretación de la naturaleza que se reparten por los siete parques naturales de Castilla-La Mancha es uno de los ejes sobre los que va a girar la actividad de la nueva Consejería de Desarrollo Sostenible. Esta escuela nació con la vocación educativa de dar a conocer la pesca y la ecología fluvial de la región desde una perspectiva medioambiental orientada a la preservación del medio acuático y como actividad recreativa en el medio rural.

Desde marzo a octubre, este centro organiza seis cursos prácticos en esta materia y otras dos jornadas de iniciación a la pesca destinadas a los más pequeños. Además, a lo largo del curso, alumnos y alumnas de primaria y secundaria participan en otras actividades de educación ambiental conducidas por monitores especializados en las instalaciones y el entorno de la Escuela Regional de Pesca Fluvial. El objetivo es inculcar valores de sostenibilidad y respeto a la naturaleza entre los escolares castellano-manchegos.