El Gobierno de Castilla-La Mancha ha trasladado al Ministerio de Política Territorial y Función Pública la necesidad de poner en conocimiento de las comunidades autónomas los planes de contingencia que está elaborando en relación con el Brexit para que puedan ser adaptados a la idiosincrasia de cada región.

Lo manifestó el consejero de Hacienda y Función Pública, Juan Alfonso Ruiz Molina, al cierre de la reunión de la Conferencia para Asuntos Relacionados con la Unión Europea (CARUE), que se llevó a cabo en la sede del Ministerio de Política Territorial y Función Pública, que fue presidido por la ministra Meritxell Batet.

Ruiz Molina, que ha asistido a la reunión acompañado de la directora general de Relaciones Institucionales y Asuntos Europeos, Virginia Marco, ha explicado que este encuentro ha servido para que la Administración del Estado traslade a las comunidades autónomas que está elaborando planes de contingencia ante la posibilidad de que Reino Unido abandone la Unión Europea.

En este sentido, Ruiz Molina ha subrayado que ha trasladado a la ministra la necesidad de que esos planes de contingencia se pongan en conocimiento de las comunidades autónomas, al objeto de que se puedan adaptar a la idiosincrasia de cada región y, así, “tener perfectamente informados a todos los sectores de la población de Castilla-La Mancha de las consecuencias que el Brexit puede tener para nuestros ciudadanos”.

Algunos de los asuntos a trabajar en los planes de contingencia incluyen la regularización de ciudadanos británicos en España y los planes de comunicación para conocer los derechos que tienen los españoles viviendo en Reino Unido.

El titular de Hacienda y Administraciones Públicas ha señalado que también se tratarían de “campañas de información y de divulgación para que el sector empresarial sepa cuál va a ser el nuevo escenario en el que se va a trabajar, fundamentalmente, en lo referido a exportaciones y a la política arancelaria, porque ahora pasarían a ser exportaciones, mientras que hasta ahora eran movimientos de mercancías”.

En una ronda de preguntas por parte de los medios de comunicación, Ruiz Molina indicó que los sectores vitivinícola, agroalimentario y turístico podrían ser los más afectados ante la salida del Reino Unido de la Unión Europea.