El consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, animó a los miembros de la comunidad educativa a participar en la elección de renovación y constitución de consejeros escolares que se llevó a cabo el pasado miércoles 28 de noviembre.

“Los Consejos Escolares son los espacios de participación de toda la comunidad educativa, de las familias, de los docentes y de toda la sociedad en general y en Castilla-La Mancha abogamos por que la normativa reconozca un mayor protagonismo a los consejos escolares, pues queremos que los proyectos educativos de los centros se gestionen desde la autonomía y la participación de todos los sectores”, ha destacado Felpeto en el video que a través del portal de educación www.educa.jccm.es y de las redes sociales de la Consejería se compartirá estos días previos a las votaciones.

En las elecciones de consejeros escolares de este año, “quiero llamar a la participación, es un derecho, es un deber y es un compromiso con la educación”, ha señalado el responsable de Educación, Cultura y Deportes.

El Consejo Escolar es un órgano colegiado de gobierno del centro donde se encuentra representación de los distintos sectores de la comundiad educativa: alumnos, familiares, profesores, personales del centro y ayuntamiento.

Su importancia es decisiva en la toma de decisiones que afectan a la organización y funcionamiento del centro, como en la aprobación del proyecto educativo, de las normas de convivencia, organización y funcionamiento, de las programaciones generales anuales y en la admisión de alumnos y alumnas. Además se le consulta en la selección y renovación del director o directora, de su equipo y del proyecto de dirección y en la resolución de conflictos y revisión de medidas disciplinarias que se puedan adoptar.

En el Consejo Escolar se pueden proponer actuaciones para favorecer la convivencia y resolución pacífica de conflictos, medidas de conservación y renovación de las instalaciones, fijar las líneas de colaboración con el Ayuntamiento de su localidad, valorar el funcionamiento general del centro y la evolución del rendimiento escolar, elaborar propuestas para la mejora de la calidad en la gestión de los recursos del centro y aprobación del presupuesto y cuenta de gestión del centro.

Una vez que se ha constituido el Consejo Escolar de un centro, se va renovando por mitades cada dos años y de forma alternada durante el primer trimestre del curso académico. Se deben celebrar elecciones en todos los centros cuyos consejos escolares se constituyen por primera vez, y  cuando deban renovarse por haber transcurrido el período por el que fueron elegidos sus miembros, y en caso de que los consejos escolares produzcan una vacante correspondiente a la totalidad de alguno de los sectores.