La Gerencia de Atención Integrada de Albacete incorpora la navegación a la cirugía protésica de cadera

La Gerencia de Atención Integrada de Albacete incorpora la navegación a la cirugía protésica de cadera 2

El Servicio de Traumatología y Cirugía Ortopédica de la Gerencia de Atención Integrada de Albacete, centro dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), ha incorporado la navegación a la cirugía protésica de cadera; concretamente, en determinados casos más complejos.  

Profesionales de la Unidad de Cadera del Servicio de Traumatología han llevado a cabo, con éxito, las primeras cirugías de prótesis de cadera en el Hospital General Universitario de Albacete durante el pasado mes de diciembre.  

Tal y como han explicado los facultativos, el desarrollo tecnológico brinda la posibilidad de conocer unos parámetros necesarios para la colocación de la prótesis de forma intraoperatoria, lo que permite ajustar los componentes con gran precisión de cara a un mayor éxito quirúrgico.  

“Incorporar la cirugía navegada nos permite, a partir de unos marcadores situados en el campo quirúrgico y con la ayuda de un ordenador, obtener los datos necesarios para la correcta disposición de los implantes, como son la anteversión acetabular, inclinación, centro de rotación o valoración de dismetrías de miembros inferiores tras colocar la prótesis, entre otros”, ha explicado el traumatólogo David Ruiz, facultativo de la Unidad de Cadera que coordina Juan Carlos González Brasero y de la que también forman parte los traumatólogos Francisco Doñate Pérez y Alvar García de León García del Castillo.  

La posibilidad de conocer de forma inmediata mientras se opera la adecuada colocación de los implantes, así como la longitud de la pierna intervenida respecto a la otra, permite reducir el riesgo de luxación de la prótesis y la discrepancia de longitud de las piernas, dos complicaciones postoperatorias que repercuten de forma muy negativa en el paciente.  

En el campo de la Traumatología, la navegación se utiliza desde hace tiempo en intervenciones de rodilla, pero en cadera es más reciente, aunque con un futuro muy prometedor. “Esta técnica es reciente y en esta unidad se emplea para casos complejos en los que existe algún grado de deformidad en el acetábulo -porción articular cóncava de la superficie de la pelvis a la cual se articula la cabeza del fémur- o en el fémur, aunque se está empezando a utilizar de forma más habitual”, ha añadido Ruiz.  

La cirugía protésica de cadera es una de las intervenciones más relevantes de la historia de la medicina, hasta el punto de convertirse en la intervención más importante del siglo XX. La prótesis de cadera ha demostrado ser una intervención eficaz en el alivio del dolor y la mejora de la función física de los pacientes. Alrededor del 90 por ciento de las prótesis de cadera consiguen que el paciente quede libre de dolor y que no aparezcan complicaciones tras muchos años desde la intervención.

En el Complejo Hospitalario Universitario de Albacete la media de este tipo de intervenciones es de 150 pacientes al año.

Ir arriba