García-Page propone la edificación de 50.000 viviendas cooperativas con ayuda pública a medio plazo

Madrid, 16 de abril de 2024.- El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha informado que se prevé alcanzar un hito de “50.000 viviendas impulsadas con ayuda pública” a largo plazo, gracias a diferentes programas, entre los cuales destaca el llamado ‘Plan 10.000’. Este último, descrito como un “plan de choque”, ha visto una ejecución que supera ya el 34%, con 3.400 viviendas construidas en suelo de Castilla-La Mancha durante el último año.

García-Page compartió estos avances en Madrid, en el contexto de la cuarta edición de ‘Wake Up, Spain!’, un foro económico organizado por el diario digital ‘El Español’, que reúne a figuras relevantes de diversos sectores como política, empresa, economía, academia y sociedad civil durante toda la semana.

En el Palacio de Linares, García-Page expresó su satisfacción al indicar que “el 95% de los indicadores económicos” de la región mejoraron significativamente respecto al inicio de su mandato. Además, destacó la llegada significativa de nuevas empresas, tanto nacionales como extranjeras, a la Comunidad Autónoma, con muchas en fase de crecimiento.

Respecto a la infraestructura, el presidente de Castilla-La Mancha ha saludado la aprobación por parte del Consejo de Ministros de dos medidas cruciales para el suministro de energía eléctrica en proyectos clave de la región. Estos incluyen el proyecto de Meta en Talavera de la Reina y la futura acería verde de Puertollano. Ambos proyectos son estratégicos para la transición ecológica y la descarbonización industrial.

Emiliano García-Page también abordó el tema del agua, cuestionando la moralidad de defender el trasvase del Tajo cuando existen alternativas como las desaladoras, cuya inversión ascendió a 600 millones de euros. Resaltó el desperdicio que representa el 25% de agua perdida por evaporación debido a la infraestructura a cielo abierto y mencionó que Europa ya condena los trasvases.

En materia política, el presidente castellanomanchego criticó la confusión que percibe entre “estar en el Gobierno y gobernar”, apuntando a las dificultades del Ejecutivo central para avanzar en sus agendas. Además, alertó sobre el desafío que supone el independentismo, destacando que si hubiera un nuevo intento secaesionista, los mecanismos de defensa serían probablemente menos contundentes que en el pasado.

El presidente regional compartió estas declaraciones en la compañía del vicepresidente primero de la Junta, José Luis Martínez Guijarro; el consejero de Hacienda, Administraciones Públicas y Transformación Digital, Juan Alfonso Ruiz Molina; y Pedro J. Ramírez, presidente ejecutivo y director de ‘El Español’.

Suscríbite a las noticias del Diario de Castilla-La Mancha

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio
×