Castilla-La Mancha ha registrado un incremento de un 300% en inversión extranjera en lo que llevamos de año. Así lo ha indicado esta mañana en Manzanares (Ciudad Real) el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que ha inaugurado la ampliación de la multinacional Brahm con sede en dicha localidad.

Las primeras palabras del jefe del Ejecutivo autonómico han sido para lamentar el grave suceso ocurrido este pasado domingo en el municipio toledano de Gálvez, en el que una presunta agresión machista se saldó con un varón de 77 años fallecido y una mujer herida. A este respecto, ha afirmado que “hay que erradicar todo comportamiento frívolo que tenga que ver con la violencia de género. El que no esté de acuerdo con lo que estamos combatiendo, que no diga nada”, y ha invitado a combatir “todo pretexto que justifique la violencia de género”.

En este contexto, Emiliano García-Page, que ha agradecido a la empresa Brahm su elección por Manzanares, ha asegurado que el acto de hoy es “tremendamente útil para todos”, ya que se trata de una empresa en la que el acuerdo y el consenso son cualidades que rigen en la factoría. A este respecto, ha abundado en la importancia que tiene valorar el trabajo que hay detrás de “un logro”.

Prudencia y serenidad frente a la Covid-19

“Aquí estamos, en lo que nos ocupa y en lo que nos preocupa”, ha manifestado el jefe del Ejecutivo castellanomanchego, que ha aprovechado la ocasión para lanzar un mensaje de aliento y esperanza ante el incremento de casos Covid-19 en el país al pedir “prudencia y serenidad” frente a las nuevas cifras que arroja la pandemia.

Si bien es cierto que Castilla-La Mancha no registra en estas fechas los dramáticos números de la primera ola, el máximo responsable regional ha reconocido que este virus “nos afecta a todos”, por lo que hay que tener “cuidado”. Así mismo, ha avanzado que ya se ha vacunado a la mitad de la población que está en el rango de nueve a once años, entre los que tan solo se ha detectado un 0,7 por ciento de rechazo.

Conferencia de presidentes el miércoles por la tarde

“Debemos trasladar serenidad y confianza para evitar la ruptura económica”, ha dicho García-Page, esperanzado en que, de la Conferencia de Presidentes autonómicos -convocada para este miércoles por la tarde- salga un mensaje de unidad. “El miércoles habrá que reflexionar sobre el uso de las mascarillas, sobre los actos multitudinarios y llamar a la responsabilidad”, ha añadido. Del mismo modo, se ha mostrado a favor de “que vayamos todos a una” y se entienda lo que queremos en el conjunto de las comunidades autónomas y el Gobierno de España en Navidad.

El presidente de Castilla-La Mancha se ha mostrado convencido de que el virus se mueve «con nosotros”, que la única forma de acabar con él es “no movernos” y que “la gran vacunación que ha tenido lugar en España” podría evitar un nuevo Estado de Alarma.

“La reunión del miércoles debe tener tres o cuatro ideas fuerza, claras y sencillas y, mientras tanto, a trabajar”, ha rubricado, al tiempo que ha recordado que este martes se publica la convocatoria de ayudas para el autoconsumo energético en empresas, personas físicas, administraciones públicas y comunidades de propietarios, poniendo a disposición de la sociedad recursos para que puedan financiar sus instalaciones de energías limpias entre un 80 y un 100 por cien del coste total.

Las últimas palabras del presidente de Castilla-La Mancha han sido para felicitar la Navidad a los presentes, una Navidad “prudente” que, según ha manifestado, registra casi “un 100 por cien en las reservas de turismo” de la región.

Durante este acto, el presidente ha estado acompañado de la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco; el alcalde de la localidad, Francisco Nieva; y el presidente de la Diputación Provincial de Ciudad Real, José Manuel Caballero, entre otras autoridades.