El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha defendido, esta mañana, el diseño de infraestructuras “pensando en la cohesión territorial” y ha considerado que es “imposible hacer en España una política sincera, franca y acertada si no se acopla el mapa político al territorio”. En este sentido, García-Page ha aseverado que es preciso “abordar la estrategia global de un país, de una nación, aplicada al territorio y haciéndolo legítimamente con la Comunidad Autónoma que lo representa”, ha concluido.

Así lo ha expresado el jefe del Ejecutivo autonómico tras mantener una reunión de trabajo con el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, con quien ha planificado el desarrollo, en Castilla-La Mancha, de diversas iniciativas y proyectos que requieren la implicación del citado departamento del Gobierno nacional. A este respecto, García-Page ha calificado como “absolutamente útil” la disposición del Gobierno de España y ha subrayado que esta ha sido “la primera reunión bilateral que se produce entre el equipo del Ministerio con el de la Comunidad Autónoma para abordar todos los proyectos en el corto, en el medio y en el largo plazo”, ha detallado.

En este marco, el presidente regional ha avanzado que su Gobierno mantendrá “varias reuniones específicas sobre aspectos muy concretos que nos importan” con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. A este respecto, García-Page ha apuntado que “la única diferencia que podemos tener, en un momento determinado, es en qué ritmos, a qué plazo y con qué dinero se hacen las cosas”, al tiempo que ha exhortado a las administraciones a ser “inteligentes” y “aprovechar bien los fondos europeos” que serán “un punto de inflexión posible en la crisis del Covid que venimos arrastrando”, ha indicado.

“Hay un plan, tenemos plan, y lo compartimos”, ha proseguido García-Page, quien ha incidido en que “también compartimos una idea”. El presidente autonómico ha considerado que “detrás del cemento, también hay ideas, planteamientos y principios políticos” y, por este motivo, ha manifestado que “no es lo mismo diseñar infraestructuras pensando en la cohesión territorial que hacerlas pensando de otra manera”, ha sentenciado.

Alcázar de San Juan “con un pie puesto en el futuro”

En su comparecencia, García-Page y Ábalos han presentado los detalles del proyecto del primer Centro de Competencias Digitales que RENFE implantará en la Comunidad Autónoma, concretamente en el municipio ciudadrealeño de Alcázar de San Juan. Esta infraestructura de la compañía ferroviaria albergará una actividad tecnológica relacionada con la robótica y la inteligencia artificial, en una “ciudad con corazón ferroviario”, ha apuntado el presidente regional.

En este ámbito, García-Page ha adelantado que el proyecto generará alrededor de “cuarenta empleos relacionados con una nueva prestación del Estado en la Comunidad Autónoma” y desarrollará una actividad “con un pie puesto en el futuro”, ha resaltado. En este sentido, el jefe del Ejecutivo autonómico ha considerado este nuevo centro será acogido como “una enorme celebración que se va a agradecer muchísimo en una ciudad que es un termómetro, de los más exactos, de cómo funcionan las cosas”, ha indicado.

“Es la propia compañía la que plantea este esfuerzo de reinventarse a sí misma”, ha continuado el presidente castellano-manchego, que ha garantizado que “habrá proyecto de inversión y consecuencias económicas y laborales” asociadas al mismo. A este respecto, García-Page ha valorado que, en los últimos meses, “los proyectos del Ministerio no se han confinado” y que la región “no se resigna, ni se queda de brazos cruzados” a causa de la pandemia.

En esta comparecencia, tras la cual el presidente autonómico y el ministro han retomado esta reunión bilateral en el Palacio de Fuensalida, García-Page ha estado acompañado también por el consejero de Fomento, Nacho Hernando; el presidente de RENFE, Isaías Táboas; y la alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor.