Albacete, 9 de junio de 2017.- El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha mostrado hoy su convicción de que el anuncio lanzado por el presidente de la Generalitat catalana, Carles Puigdemont, de convocar para el próximo 1 de octubre un referéndum sobre la independencia de Cataluña pese a no contar con el consentimiento del Gobierno del Estado, supondrá una “enorme oportunidad de renovar nuestro compromiso como país”.
 
García-Page lo ha indicado así este viernes durante la conmemoración del XXV Aniversario del Consejo Social de la Universidad de Castilla-La Mancha, un acto celebrado en el Paraninfo del Campus Universitario de Albacete donde ha indicado que España “no tiene motivo ninguno para ponerse nerviosa” a pesar del desafío soberanista, pues la mejor manera de demostrar la firmeza de las convicciones, “de las que nos avalan siglos de historia y de aquellas que se avalan en la Ley”, es tener firmeza y tranquilidad.
 
Asimismo, ha asegurado que éste es un debate “que nos afecta a todos” y ha asegurado que se alegra de haber escuchado, por fin, “que algunos de lo que venían hablando, aunque no lo decían, es del derecho de autodeterminación que ya refleja la Constitución del 78”.
 
En cuanto a Castila-La Mancha, García-Page ha incidido en que esta Autonomía “no se creó para ir contra nadie ni para ser más que nadie, pero sí para aspirar a algo tan elemental como la igualdad de oportunidades en una sociedad democrática”, y ha valorado que defender la unidad de España “es hoy más que nunca defender la igualdad de todos sus ciudadanos”.
 
En último lugar, ha mostrado al Gobierno de España “nuestra serena y contundente lealtad” y, emulando al escritor Baltasar Gracián, ha recordado que “es muy imprudente no acometer los problemas que uno tiene delante, pero lo es mucho más salir a buscarlos”. Así, ha garantizado que “si lo hacemos bien, nos esperan muchos más años de inclusión constitucional y avance colectivo”.
 
15 millones de euros para multiplicar esfuerzos en la lucha contra el cáncer
 
En otro orden de cosas, el presidente regional ha mostrado su sorpresa por el hecho de que se discuta la oferta de aportación que realiza la Fundación Amancio Ortega en la lucha contra el cáncer. “Se discute que se incorporen a la sanidad pública más de 300 millones”, ha criticado, al tiempo que ha dejado claro que reafirma su compromiso con esta Fundación por 15 millones de euros para multiplicar esfuerzos en la lucha contra el cáncer.
 
Todo ello, ha matizado, “sin restar en la aportación al Plan de Renovación Tecnológica” que va a acometer el Ejecutivo regional, dotado con 28 millones de euros. “Si hay alguna autonomía que renuncia al dinero de la Fundación, pido reparto sin complejos y sin aspavientos, porque en este caso, el fin en sí mismo debe evitar la discusión”, ha finalizado.
 
 

También te puede interesar:  El servicio de Otorrinolaringología del Hospital de Guadalajara interviene por vez primera una fístula nasal de líquido cefalorraquídeo