Toledo, 10 de junio de 2017.- La Consejería de Fomento ha compartido los datos del cálculo de la huella de carbono que ha obtenido de su sede central, en el Paseo del Cristo de la Vega, y otras instalaciones dependientes con la Viceconsejería de Medio Ambiente con el objetivo de “reducir la emisión de gases de efecto invernadero en nuestras sedes principales en una primera fase”, según ha manifestado el director general de Planificación Territorial y Sostenibilidad, Javier Barrado.
 
Así lo ha dado a conocer tras la reciente reunión que ha mantenido con el viceconsejero de Medio Ambiente, Agapito Portillo, y varios técnicos de la Oficina de Cambio Climático de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha que dependen de la misma Viceconsejería.
 
Desde Medio Ambiente habían solicitado una reunión para coordinar los trabajos tras conocer que se había llevado a cabo el cálculo de la huella de carbono, ya que desde esta Viceconsejería “se está revisando la Estrategia Regional de Cambio Climático de Castilla-La Mancha” y era necesaria esa coordinación, ha añadido el director general.
 
Además, también la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural está calculando en estos momentos la huella de carbono de algunas de sus sedes y enmarcará su objetivo en la línea de la de Fomento.
 
Del cálculo de la huella de carbono en las sedes principales en Fomento se ha obtenido un resultado de 1.030.000 kilogramos de CO2 emitidos durante el año 2015, según los cálculos mediante la aplicación informática desarrollada por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y la facturación de los consumos propios.
 
Javier Barrado ha explicado que “se ha llegado a un acuerdo para desarrollar actuaciones planificadas conjuntamente, en bases a sus funciones competenciales respectivas, de llevar a cabo la medición de las emisiones de gases de efecto invernadero, planificar actuaciones que impliquen reducción de cargas económicas a la Administración pública de la región y, finalmente, ser pioneros al inscribirnos en el Registro de Emisiones y Transferencias de Contaminantes (RETC)”, un registro a nivel estatal. Todo ello, “permitirá, sin duda, ventajas tanto en defensa de nuestro medio ambiente por la contribución contra el cambio climático, como de sostenibilidad de nuestros recursos”, ha expuesto.
 
La huella de carbono (HC) se refiere al conjunto de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) producidas, de manera directa o indirecta, por personas, organizaciones, productos, eventos o estados, y expresados en términos de CO2  equivalentes. Los factores de emisión que se han analizado para concluir con los datos detallados anteriormente han sido: gasolina, gasóleo, gas natural y electricidad.
 
Una vez definido el plan de actuaciones para disminuir la huella de carbono se podrá “demostrar que la inversión en mitigación del cambio climático, además de mejorar el medio ambiente, también contribuye a reducir gastos”, ha concluido el director general de Planificación Territorial y Sostenibilidad en una semana en la que se ha celebrado el Día Mundial del Medio Ambiente.

También te puede interesar:  Alrededor de 500 personas participarán en las tres Rutas Senderistas de la provincia de Toledo incluidas en el programa “Mayores en Forma”