Fin de una Era: La Emblemática Planta Avícola SADA en Lominchar Cesa Operaciones Tras 60 Años de Servicio

Cierra tras cerca de 60 años de trayectoria la histórica planta avícola de SADA en Lominchar (Toledo)

La histórica planta avícola del grupo SADA, situada en Lominchar (Toledo), se enfrenta a un capítulo final después de aproximadamente seis décadas de actividad. El próximo miércoles, 31 de enero, marcará el fin de una era para la comunidad y más de 600 antiguos empleados. Según el comunicado del sindicato CCOO, la imposibilidad de renovar el contrato de arrendamiento de la propiedad ha llevado a SADA a presentar un Expediente de Regulación de Empleo para el despido de la plantilla actual.

Ante el desalojo forzoso, la empresa ofreció traslados geográficos a otras sedes del grupo o asociados como Valls Company. Sin embargo, sólo doce miembros del equipo comercial podrán continuar su andadura en la delegación para la Zona Centro de SADA, localizada en Numancia de la Sagra. Los demás han optado por la negociación colectiva de sus finiquitos.

El acuerdo para el despido colectivo de los 32 últimos trabajadores se cerró recientemente, alcanzando un consenso que incluye la máxima indemnización legalmente establecida: 45 días de salario por año de servicio antes del 12 de febrero de 2012, y 33 días por año desde entonces hasta la fecha actual. La cúpula de SADA también liquidará los salarios adeudados de 2023 y firmará convenios especiales de cotización a la Seguridad Social para los mayores de 55 años.

La valoración de CCOO sobre el acuerdo es positiva, destacando que las condiciones contaron con el respaldo unánime de los afectados y reconociendo la postura “sensata y responsable” del Grupo SADA. Sin embargo, el sindicato no oculta su pesar por la pérdida de empleo y la actividad productiva en la región.

El establecimiento en cuestión, con una extensión de 31.000 m2 y 13.368 m2 construidos, se ciñe a la carretera de Cedillo. La planta, que fuera un día un complejo de sacrificio y procesado de aves, producción de harinas y congelados, se limitaba actualmente a la elaboración de asados, adobados y otros productos derivados del pollo.

Con este epílogo, la planta avícola de SADA en Lominchar cesará su producción y se desmantelará por exigencia del propietario del inmueble. El legado de la planta y el agradecimiento a sus trabajadores y sus representantes sindicales quedarán en la memoria de Lominchar y su comarca.

Suscríbite a las noticias del Diario de Castilla-La Mancha

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio
×