fibromialgia

La fibromialgia es una enfermedad reumática crónica. La misma se caracteriza por producir un dolor generalizado del sistema musculoesquelético. El que viene acompañado de fatiga y cansancio extremo, disminución de la capacidad funcional. Así como de alteraciones cognitivas y del sueño y mal estado de ánimo. Muchos de los afectados por esta enfermedad se ven obligados a dejar sus puestos de trabajo a causa de los fuertes dolores, desde ahí comienza un largo camino: el de la solicitud de incapacidad permanente.

La fibromialgia la padecen sobre todo mujeres

fibromialgia

En España, según las últimas cifras del 2020 proporcionadas por el Instituto Nacional de la Seguridad Social, 948.917 personas tienen reconocida una pensión por incapacidad permanente. Sin embargo, las cifras anteriores a la pandemia revelaban que una inmensa mayoría de las solicitudes para este tipo de prestaciones eran rechazadas en la vía administrativa. En la actualidad, los datos y previsiones son todavía más demoledores, según los expertos de Fidelitis.

Dentro de estas cifras se encuentran muchas personas que sufren fibromialgia, una afección frecuente que padece entre el 2% al 6% de la población, sobre todo mujeres. Puede presentarse como única alteración (fibromialgia primaria) o asociada a otras enfermedades (fibromialgia concomitante).

Fibromialgia amplifica la sensación de dolor

Las personas con fibromialgia suelen ser más sensibles al dolor. De hecho, los investigadores creen que la fibromialgia amplifica las sensaciones al afectar al modo en que el cerebro procesa las señales de dolor.

Asimismo, suelen tener una actividad física poco regulada y, en general, inconstante. En ocasiones, la actividad física es inexistente o muy baja, y en otros la actividad es excesiva.

La fibromialgia puede desarrollarse a cualquier edad en ambos sexos, aunque es más frecuente en mujeres entre los 20 y los 50 años. Se estima que en España afecta a casi un 3% de la población adulta, y representa un 5% de las consultas de atención primaria y hasta un 20% de las consultas de reumatología.

Dificultades en los procesos de solicitud de incapacidad permanente

Lorenzo Pérez, experto en cuestiones socio-laborales y presidente de Grupo Fidelitis, explica que “el gran problema se encuentra en su reconocimiento como enfermedad verdaderamente incapacitante. Desde la Administración consideran la mayor parte de las veces que los pacientes se están inventando las secuelas o, como mínimo, que las están exagerando.

Los informes médicos, que se suelen quedar en un plan muy técnico para el seguimiento del paciente, tampoco ayudan a que desde la Administración se den cuenta de las limitaciones reales que las personas que la padecen tienen en su día a día. Por suerte, cada vez nos dan la razón con mayor fuerza los tribunales de justicia a los no nos queda más remedio que acudir para que, con la ayuda de peritos expertos que explican al juez estas limitaciones en un lenguaje médico-jurídico, se reconozcan los derechos de los pacientes que la sufren”.

Ante las dificultades que se presentan en los procesos de solicitud de incapacidad permanente, conocer muy a fondo la normativa y procedimientos y, sobre todo, contar con un equipo especializado de profesionales para asesorar a los afectados en este largo camino, será una máxima si se pretende obtener un resultado óptimo para el enfermo y reducir al máximo los tiempos de espera.

Sobre Fidelitis

Fidelitis es un grupo español de consultoría legal con más de 15 años de experiencia y una gran sensibilidad con el mundo de la discapacidad y las enfermedades graves que garantiza que los colectivos más desfavorecidos tengan el mejor acceso posible a los derechos contemplados por la ley.

Desde el Grupo, defienden la transparencia, el rigor, la experiencia, la calidad, la pasión y el compromiso social como algunos de sus valores más definitorios y cuentan con el apoyo de casi 500 instituciones de personas con discapacidad y enfermedades graves que les avala.

Son líderes nacionales en tramitación y obtención de pensiones por incapacidad laboral y todo tipo de prestaciones sociales, así como en resolución de conflictos laborales.