El Hospital General Universitario de Ciudad Real (HGUCR), centro dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), ha recibido esta semana a expertos internacionales para actualizar conocimientos sobre el manejo de la infección y la inflamación a través de las diferentes técnicas existentes de Medicina Nuclear.

Se trata de la segunda edición de un encuentro dirigido tanto a especialistas en formación como a aquellos profesionales de Medicina Nuclear y áreas afines que quieran actualizar sus conocimientos sobre este tipo de patologías, así como las técnicas más innovadoras que intervienen en el proceso.

Para ello han abordado el uso de los diferentes radiofármacos para el diagnóstico de las diferentes patologías infecto-inflamatorias, los aspectos más relevantes para su preparación, control de calidad y administración, así como las particularidades de cada técnica y su utilidad clínica o terapéutica.

Uno de los objetivos del curso es “afianzar un consenso en cuanto al empleo de las técnicas de detección y diagnóstico de la enfermedad infecciosa e inflamatoria desde Medicina Nuclear”, ha explicado el doctor Ángel Soriano, director de la Unidad Regional de Coordinación de Medicina Nuclear y jefe del servicio del Hospital de Ciudad Real.

Los estudios de Medicina Nuclear en procesos inflamatorios e infecciosos abarcan aproximadamente “entre un diez y un 15 por ciento del total de exploraciones”, esto supone que en casos como el servicio de Medicina Nuclear de Ciudad Real, “se realicen al año unos 2.000 estudios de este tipo, de las 18.000 exploraciones que se hacen en total en el servicio anualmente”, ha indicado Soriano.

Con este tipo de encuentros se pretende poner en común el estado actual de las enfermedades infeccioso-inflamatorias más comunes y su abordaje tanto con los métodos convencionales como la gammagrafía o el aporte que ha representado la Tomografía por Emisión de Positrones (PET) en este contexto.

Para ello se ha contado con un grupo de expertos nacionales e internacionales de prestigio nacional e internacional como el profesor emérito de la Universidad de Barcelona, J. Martín Comín,  la Dra. Lazzeri del Regional Center of Nuclear Medicine de la Universidad de Pisa en Italia, el Dr. Olivier Gheysens del Hospital Universitario belga Leuven, JC Alonso del Hospital Gregorio Marañón de Madrid o las doctoras Peiró, Sanz y Gil procedentes de los hospitales de Fuenlabrada, Virgen de la Victoria de Málaga y Hospital Universitario de Bellvitge, respectivamente.

Un plantel de expertos que han compartido jornada con los médicos nucleares del Hospital de Ciudad Real, Ana García Vicente, G. Jiménez, F. Pena y Edel Noriega, junto a jefe del servicio de Traumatología de Ciudad Real, Pedro Zorrilla.

Tras las sesiones magistrales de carácter teórico, los alumnos y alumnas han realizado la parte práctica en las distintas estaciones de trabajo del servicio de Medicina Nuclear del HGUCR.

Castilla-La Mancha como ejemplo de trabajo en red

Castilla-La Mancha cuenta con un nuevo modelo de gestión de Medicina Nuclear que sirve de ejemplo de trabajo en red. La puesta en marcha de la Unidad Regional de Medicina Nuclear pretende avanzar hacia un funcionamiento más coordinado, racional y eficiente a nivel regional de estos servicios médicos altamente especializados.

Así lo ha explicado durante la inauguración del curso el director de la Unidad de Coordinación de Medicina Nuclear, cuyos objetivos de esta nueva estructura son la gestión coordinada de los servicios de Medicina Nuclear existentes en los centros sanitarios públicos dependientes del SESCAM, definir y consolidar un nuevo modelo de gestión y proveer de servicios adecuados y de calidad, incorporando las innovaciones tecnológicas más efectivas y eficientes.

Actualmente las provincias de Cuenca y Ciudad Real cuentan con servicios de Medicina Nuclear en sus hospitales de referencia, mientras que Toledo avanza hacia la completa incorporación en el nuevo hospital. Para extender esta prestación en todas las provincias, el Gobierno de Castilla-La Mancha puso a disposición de los pacientes en 2017 una Unidad Móvil de PET-TC para la realización de este tipo de estudios en las áreas sanitarias de Albacete, Guadalajara, Toledo, Cuenca, Talavera y Alcázar de San Juan.

Este modelo asistencial, unido al desarrollo de un sistema de información integral propio, NUMISCAM, es un “claro ejemplo de trabajo en red que permite acercar una prestación altamente cualificada a cualquier punto de la región evitando desplazamientos”, ha subrayado Soriano.