Castilla-La Mancha ha comenzado a distribuir entre 21 entidades locales de la Comunidad Autónoma tiendas de campaña para primeros auxilios y máquinas extendedoras de sal, destinadas a sus respectivas agrupaciones de voluntarios y voluntarias de Protección Civil.

Estas 21 entidades locales han resultado beneficiarias de las subvenciones que ha concedido este año el Ejecutivo regional para dotar a estas agrupaciones de uniformes y medios materiales para el desarrollo de sus funciones por un importe de cerca de 350.000 euros.

El director general de Protección Ciudadana, Emilio Puig, ha asistido a la recepción de estos materiales, que reforzarán la capacidad operativa de las agrupaciones de voluntarios beneficiarias.

Las tiendas de campaña están diseñadas y fabricadas especialmente para el uso continuado en operativos de rescate y actuaciones de emergencia, por lo que contribuirán a mejorar la labor que desarrollan los voluntarios en sus intervenciones.

Además, las características técnicas de estas tiendas de campaña para primeros auxilios facilitan su uso por parte de las agrupaciones, ya que son fáciles de montar y desmontar sin que sean necesarias herramientas, tienen poco volumen de embalaje y cuentan con materiales de máxima calidad.

En la provincia de Albacete, recibirá este material la agrupación de Protección Civil de Alcalá del Júcar; y en la provincia de Ciudad Real, los voluntarios y voluntarias de Manzanares, Villamanrique y de la capital. Casasimarro, Las Valeras y Villanueva de la Jara son las agrupaciones de voluntarios de la provincia de Cuenca que recibirán este equipo; además de Almonacid de Zorita, en la provincia de Guadalajara, y Numancia de la Sagra, Ontígola y Villanueva de Bogas, en la provincia de Toledo.

Por otro lado, diez agrupaciones de Protección Civil han recibido máquinas extendedoras de sal, que, con una capacidad de carga mínima de 120 litros, cuentan con dos velocidades de dosificación, para los casos en los que haya hielo o nieve.

Estas agrupaciones son Casas Ibáñez, Molinicos y Villamalea, en la provincia de Albacete; Bolaños de Calatrava, en la provincia de Ciudad Real; Iniesta y Villalpardo, en la de Cuenca; y Cabañas de Yepes, El Real de San Vicente, El Toboso y Méntrida, en la provincia de Toledo.

La entrega de las tiendas de campaña para primeros auxilios y de las máquinas extendedoras de sal se suma al reparto reciente a 47 entidades locales de la región de equipos electrógenos y material de emergencias para sus respectivas agrupaciones de Protección Civil.

Además de estos materiales, el Gobierno regional también entregará 655 lotes de uniformes básicos, 26 remolques con depósitos de agua y 14 remolques con carga en el marco de las subvenciones que concede el Gobierno de Castilla-La Mancha para dotar a los grupos de voluntarios de uniformes y medios materiales para el desarrollo de sus funciones y que han beneficiado a un total de 153 entidades locales de la región con agrupaciones de Protección Civil.

Más de dos millones de euros, desde 2015

Con las subvenciones concedidas este año para uniformes y medios materiales de las agrupaciones de Protección Civil, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha destinado más de dos millones de euros desde 2015 para dotar de equipamiento a dichas agrupaciones.

El objetivo de estas subvenciones es que las agrupaciones de Protección Civil de la región dispongan del equipamiento mínimo homogéneo necesario para hacer frente a las incidencias que acontecen en los municipios, especialmente, cuando la coordinación de las mismas es competencia de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

Es decir, con estas ayudas, el Ejecutivo autonómico pretende, en colaboración con los ayuntamientos, impulsar y promover la labor altruista de las agrupaciones de Protección Civil, que resulta de fundamental importancia a la hora de afrontar y resolver situaciones de emergencia y urgencia.