El Gobierno de Castilla-La Mancha ha evidenciado “el éxito” que un año más ha logrado cosechar el ‘Festival Celestina, la España de Rojas’ de La Puebla de Montalbán que ha celebrado su 21ª edición, desde el 17 de agosto hasta ayer domingo, congregando nuevamente una gran afluencia de público y participación.

Así lo ha destacado el delegado provincial de Educación, Cultura y Deportes, José Gutiérrez Muñoz, que ayer por la noche participó en La Puebla de Montalbán -junto al alcalde de la localidad, Ismael Pinel, y el diputado provincial de Medio Ambiente y Mundo Rural, José Antonio Ruiz- en el cierre de esta XXI edición del ‘Festival Celestina, la España de Rojas’, así como en la entrega del ‘Premio Celestina 2019’ al pintor natural de La Puebla de Montalbán, Teo Puebla.

El delegado provincial José Gutiérrez Muñoz, que comentaba cómo “ni la lluvia de anoche pudo aguar el éxito y la celebración del Festival Celestina”, ha considerado que “este importante evento teatral y social de nuestra provincia, declarado de Interés Turístico Regional, se ha logrado consolidar como una cita destacada de la agenda cultural y turística del mes de agosto en nuestro país”.

Por ello ha querido trasladar “una vez más” la felicitación del Gobierno regional a todos los vecinos y vecinas de La Puebla de Montalbán, así como a los responsables municipales y organizadores del Festival “por preservar con tanto esmero esta cita indispensable para todos los amantes del teatro, transmitiendo lo mejor de la gente de nuestra tierra y de nuestra cultura”.

Por último, Gutiérrez Muñoz ha felicitado especialmente a Teo Puebla “por el merecido galardón” que su localidad natal le ha concedido, “con este Premio Celestina tan especial para sus paisanos y para él mismo” y recordaba que Teo Puebla es un artista reconocido con numerosos galardones nacionales por su trabajo, como el Premio Nacional de Ilustración, y cuyas pinturas e ilustraciones realizadas para la edición especial de La Celestina, publicada cuando se celebró el V Centenario de esta obra, se exhiben de forma permanente en el Museo de la Celestina de esta localidad toledana.