El VII Encuentro Nacional de preparadores laborales ‘La identidad del Preparador Laboral’ se ha celebrado hoy. El mismo ha tenido lugar en la Consejería de Bienestar Social en Toledo. Y ha sido organizado por la Asociación Española de Empleo con Apoyo. En el mismo ha participado el Gobierno de Castilla-La Mancha. Y ha asistido el Real Patronato de la Discapacidad.

Gobierno regional participa en el VII Encuentro Nacional de preparadores laborales ‘La identidad del Preparador Laboral’

encuentro la identidad del preparador laboral
Al respecto de este encuentro ‘La identidad del Preparador Laboral’ se ha expresado la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez. Quien destacó que “hoy en Toledo se unen profesionales de todo el territorio nacional e internacional para hablar de proyectos innovadores para que las personas con discapacidad consigan sus proyectos de vida y su inclusión laboral, a través del trabajo de los preparadores laborales que hacen acompañamientos desde el inicio para conseguir la plena inclusión laboral”.

También manifestó la titular de Bienestar Social que “en Castilla-La Mancha, según los datos del Instituto Nacional de Estadística, hay más de 140.000 personas con discapacidad, de las que 80.000 se encuentran en situación de trabajar”. Además, ha añadido Aurelia Sánchez, en la región hay un 45,9 por ciento de personas con discapacidad que tienen empleo, lo que sitúa a la Comunidad Autónoma como la primera en este sentido y 10 puntos por encima de la media nacional que está en el 35 por ciento.

Objetivo del VII Encuentro Nacional de preparadores laborales ‘La identidad del Preparador Laboral’

El objetivo de este VII Encuentro Nacional de Preparadores Laborales ‘La identidad del Preparador Laboral’ es mejorar la empleabilidad de las personas con discapacidad y especiales dificultades de inserción, a través de la formación de los profesionales encargados de la dotación de apoyos dentro del entorno laboral.

Los Servicios de Capacitación en Castilla- La Mancha son una práctica novedosa que permite la inclusión laboral de las personas con discapacidad en entornos normalizados y que, desde una base de empleo con apoyo, supone aplicar medidas individualizadas a las personas individualmente consideradas.