El Servicio de Rehabilitación de la Gerencia de Atención Integrada de Tomelloso, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), ha recuperado recientemente su actividad asistencial, que había quedado suspendida a mediados del mes de marzo por la situación de emergencia sanitaria provocada por la pandemia del Covid-19.

Para ello, se ha diseñado un protocolo de actuación que establece unas recomendaciones generales de adaptación a esta nueva situación en las consultas de rehabilitación y salas de fisioterapia, siguiendo en todo momento las medidas de prevención para evitar la propagación del virus.

La recuperación de la actividad asistencial conlleva la apertura de las tres consultas de rehabilitación, sala de fisioterapia del Hospital de Tomelloso y las cuatro salas de fisioterapia de Atención Primaria, en los centros de salud de Argamasilla de Alba, Pedro Muñoz, Socuéllamos y Tomelloso 1.

A los pacientes se les cita en consulta con un margen de 60 minutos entre cada uno, iniciando la actividad con cinco pacientes y con el objetivo de ir aumentando esta cifra hasta llegar a los 10.

Para lograr una atención más eficiente y personalizada, los pacientes serán contactados telefónicamente por orden de lista de espera y prioridad para establecer la necesidad de ser valorados por el especialista.

También se ha puesto en marcha una consulta de alta resolución para pacientes con patología musculoesquelética no urgente, dolencias que afectan principalmente a la espalda, el cuello, los hombros y las extremidades y que incluye cualquier daño o trastorno de las articulaciones u otros tejidos.

Salas de fisioterapia

El Hospital General dispone de seis fisioterapeutas, tres en el turno de mañana y tres en el de tarde, y un terapeuta ocupacional.

Además, los fisioterapeutas de los centros de Atención Primaria asumirán el tratamiento de patologías de mayor complejidad a las atendidas a la declaración del estado de alarma (fracturas con tratamiento conservador o quirúrgico, postoperatorios de cirugía protésica programada y secuela de accidente cerebrovascular en casos seleccionados, entre otros), para, de esta manera, evitar traslados de pacientes y minimizar la exposición. Estos profesionales sanitarios tendrán cuando lo requieran contacto directo vía telefónica con el médico responsable.

Entre los tratamientos que se están administrando están todos los que quedaron interrumpidos como medida de seguridad para evitar la propagación del Covid-19, así como nuevos tratamientos de carácter urgente.

Tanto para las consultas de rehabilitación como para los tratamientos de fisioterapia, hay que recordar que los pacientes deberán acudir con mascarilla y realizar una correcta higiene de manos. Asimismo, deben acudir sin acompañante, salvo en los casos de personas dependientes que podrán ir con un acompañante.

El cumplimiento de estas normas de seguridad ayudará a proteger a otros usuarios y a los profesionales para seguir garantizando una atención sanitaria de calidad.