El secretario de Política Municipal del PSOE, Francisco Pérez Alonso, recordó al Partido Popular que ni Castilla-La Mancha es la única CCAA que tomó medidas sanitarias que afectan el cierre de negocios, ni España es el único país en hacerlo, ya que estamos hablando –dice- “de salvar vidas”.

El PSOE lamenta que “la demagogia e irresponsabilidad del PP provincial de Ciudad Real, esté por encima de la salud de los ciudadanos” 1

Sin profundizar en que Castilla-La Mancha es la primera región del país en cuanto a ayudas directas al colectivo de autónomos y pymes afectados por el COVID-19, con esos más de 150 millones de euros puestos en marcha por la institución, a lo que se suman las ayudas y concesiones del Gobierno nacional, por ejemplo en cuanto a prórroga de ERTES, las acciones de la Diputación de Ciudad Real, y de los propios ayuntamientos; el PSOE no quiere dejar pasar por alto “que la demagogia y la irresponsabilidad del PP no tiene límites”.

Así responde a la secretaria general del PP en Ciudad Real, Sonia González, a la que explicó que si bien las medidas de cierre son dolorosas en muchos colectivos, “si no salvamos vidas, ni habrá en un futuro trabajo, ni consumidores que vayan a esos negocios”. Por tanto, -añade- “ante todo comprensión, estamos orgullosos del sacrificio que están realizando los sectores productivos, que cuentan y contarán con el respaldo de las instituciones socialistas”.

Pérez Alonso calificó de “muy mal gusto” que los dirigentes ‘populares’, “jueguen con el dolor, la incertidumbre y desesperación de quienes lo están pasando mal”, y lamenta que el PP provincial de Ciudad Real tenga como referente a Ayuso, “escondiendo que en otras regiones gobernadas por el PP, como Murcia, Andalucía o Galicia, estén de acuerdo con los cierres. Puede haber un partido con menos unidad de criterios que el PP” se pregunta.

El dirigente socialista finalizó afirmando que el sector de la hostelería “cuenta con todo el respeto del Partido Socialista; tanto es así que valoramos por encima de todo su seguridad y su salud, así como la del resto de ciudadanos”, señala, y añade que las medidas son dolorosas para todos, pero necesarias para dar un respiro a los profesionales sanitarios, como se ha demostrado en estas semanas de restricciones en las que ha bajado la incidencia.
“Mientras el PP se aprovecha de las desgracias ajenas, no hablamos de cajas B, ni de Génova, ni de sus líos internos. Ya está bien de tanto oportunismo”, ha sentenciado.