El Grupo Socialista del Senado insta a que el Gobierno siga impulsando acciones de formación de comercio electrónico, coordinando con las Comunidades Autónomas, Diputaciones Provinciales y Ayuntamientos, y se dirija de forma preferente a las empresas de menos de 10 empleados y a las pymes y autónomos de áreas despobladas y en riesgo de despoblación.

El PSOE impulsa la formación en comercio electrónico en coordinación con las CCAA, Diputaciones Provinciales y Ayuntamientos 1

Así lo sostiene la moción promovida por Carmen Mínguez, senadora socialista por Ciudad Real, que será la encargada de defender la iniciativa en el Pleno que celebrará el Senado el próximo miércoles, día 10.

La senadora del PSOE asegura que el comercio electrónico es “una gran oportunidad” para que pymes y autónomos tengan “una ventana al mundo” desde donde mostrar sus productos; y subraya que este sector ha experimentado un gran crecimiento en 2020, acelerado desde el comienzo de la pandemia por la incorporación de consumidores y empresas ante las restricciones sanitarias.

Míngue hace hincapié en que, de acuerdo a los datos publicados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, la facturación del comercio electrónico, aumentó en el primer trimestre de 2020 un 11,6% interanual, hasta alcanzar los 12.243 millones de euros.

También añadió que los datos que arroja el INE respecto a 2019 indican que en España “solamente el 9,5% de las empresas de menos de 10 empleados” realizaron ventas por comercio electrónico y el 17,9% del total realizaron compras por esta vía”. Por el contrario, las empresas de 10 o más empleados que realizaron compras por comercio electrónico fueron un 34,9% del total, y un 25,5% de esas empresas realizaron ventas.

La senadora por Ciudad Real subrayó que un 35,20% del total de empresas con menos de 10 empleados usa las redes sociales, frente a las empresas de más de 10 empleados, donde el uso de esos medios es del 63%; y advierte que resulta significativa “la diferencia entre lo que se compra desde el extranjero a sitios web españoles y lo que se compra desde España al extranjero, que arroja un déficit de 3.959 millones de euros”.

Acercar los productos españoles a cualquier rincón del mundo

Al hilo de todo ello, María del Carmen Míngue remarca la necesidad de seguir potenciando el comercio electrónico para acercar los productos españoles a cualquier rincón del mundo y, en este sentido, destacó el trabajo que viene realizando el Gobierno de España a través de la plataforma Correos Market.

“Debe ser una prioridad, ya que con ello se consigue fomentar el emprendimiento y, sobre todo, combatir la despoblación en la España rural”, asevera.

En esa misma línea, la senadora socialista recalcó que este sistema de compra debe convertirse “en una herramienta que contribuya a asentar población e incentivar la creación de actividad y empleo” y recalca que es“imprescindible facilitar, en muchos casos, un plan de formación adecuado que haga accesible el uso de las tecnologías y de un impulso comercial a los productos elaborados por artesanos y pequeños productores de las zonas despobladas o con peligro de despoblamiento del país”.