El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha valorado la reunión que este lunes se celebra entre el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, y el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, al mismo tiempo que ha advertido que “hablar es una cosa y burlar es otra”.

Se expresó de esta forma desde Yuncos (Toledo), donde presidió el acto de colocación de la primera piedra del nuevo instituto de esta localidad en la comarca de La Sagra. Subrayó que en el encuentro con Torra y Sánchez y otras relaciones que se deben establecer con el Gobierno central y el catalán “no se pueden hacer trampas”.

En este sentido, García-Page ha adelantado que se reunirá próximamente con el presidente del Gobierno a quien trasladará que, desde Castilla-La Mancha, “no queremos ningún privilegio” sino que “simplemente queremos la misma sanidad, educación y servicios sociales que el resto de españoles”. En todo aquello que tiene relación “con la igualdad”, ha recalcado el presidente, el Gobierno regional estará especialmente “pendiente de cómo se juega en determinados sitios” para no ceder “ni un milímetro”.

“No vamos a permitir ningún tipo de chantaje democrático”, ha hecho hincapié el presidente de la comunidad autónoma, para quien también se hace necesario un análisis de la situación fiscal derivada de la inestabilidad política en Cataluña y sus efectos sobre el resto de regiones.

García-Page celebro que mucha gente se traslade, ya que en la región “hay menos lista de espera, más plazas de residencia y estamos al día en servicios educativos”, pero también advirtió que el fenómeno que empezó a generarse en otoño pasado cuando las empresas empezaron a trasladar su domicilio fiscal a comunidades como Madrid, y los domicilios personales figuran en regiones adyacentes, como es el caso de Castilla-La Mancha.

“No puede uno pagar los impuestos donde más ventaja tiene y venir a recoger el fruto de los impuestos de los demás donde mejor vamos en sanidad, educación y prestaciones sociales”, ha remarcado el presidente García-Page.