La Comisión de Urbanismo ha ratificado este lunes por unanimidad la extinción del contrato del PAU de Vega Baja que inició la Junta de Gobierno Local hace seis meses con el compromiso de no construir las 1.300 viviendas que estaban planeadas en este entorno. Una propuesta que será aprobada de manera definitiva por el Pleno del Ayuntamiento del próximo jueves.

El concejal de Urbanismo, José Pablo Sabrido, ha explicado que lo que el Gobierno de Milagros Tolón mantenía en relación al futuro urbanístico de este entorno “era absolutamente cierto”, calificando la anulación de este PAU como “un paso importante” que finalizará con la liquidación de la empresa Toletum Visigodo”.

“Dijimos que este equipo de Gobierno no iba a consentir que la Vega Baja estuviera en las mismas condiciones que está desde hace 20 años y en ese empeño estamos”, ha señalado el concejal de Urbanismo, para decir que, a pesar de encontrar algunas dificultades no previstas, “nos mueve una noble causa que no es otra que Vega Baja deje de ser un lugar de abandono para ser un lugar de encuentro”.

A este respecto, José Pablo Sabrido ha expuesto que los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento “han comprendido cuál es el objetivo del equipo de Gobierno” y para este fin, se pretende contar con el Ministerio de Cultura y la Junta de Comunidades.

De otro lado, en la Comisión de Urbanismo se ha dado cuenta del Plan Especial de Reforma Interior de Mejora y Proyecto de Reparcelación del complejo ‘Hotel Beatriz’ para “una nueva actividad económica” y también ha recibido el apoyo unánime, solventar los problemas de accesibilidad suscitados en la calle Lillo