El Ayuntamiento de Torralba de Calatrava aprobó, en el último pleno, el nombramiento del músico Jesús González Mohíno como Hijo Adoptivo de la localidad.

El pleno aprobó el nombramiento del guitarrista Jesús González Mohíno como Hijo Adoptivo de Torralba 17

Nacido en Daimiel, se mudó a Torralba de Calatrava junto a su familia a los 9 años de edad, y pronto ingreso en la Banda de Música de la localidad. Su gran pasión era la guitarra y consiguió una beca para ampliar sus estudios musicales en Siena.

Considerado uno de los mejores virtuosos de la guitarra de su generación, llevó su música y talento por todo el mundo, ofreciendo conciertos y recitales en países como Japón, Italia o Bélgica, entre otros. Además, fue profesor en diferentes conservatorios nacionales.

Más allá de sus méritos puramente artísticos, Jesús González Mohíno sigue siendo fiel a su condición de manchego, nunca olvido a sus amigos torralbeños, ni los apodos y costumbres de su pueblo y se muestra orgulloso de seguir teniendo la casa que compraron sus padres.

La alcaldesa torralbeña, María Antonia Álvaro, remarcó que “Torralba vio crecer y formarse a este gran músico y mejor persona, que siempre ha llevado en su corazón a Torralbay que ha contribuido a que se nos conozca por todas partes”.

Por todo ello, “creemos que debemos recompensarle con esta distinción y fortalecer más aún ese lazo que une a Jesús González Mohíno con nuestro pueblo”, indica Álvaro, quien ha señalado que “la cultura y la música siempre han tenido y tienen un papel muy destacado en Torralba y es un gran orgullo contar con personalidades de la talla de González Mohíno entre sus vecinos”.

La alcaldesa sostuvo que el Ayuntamiento está en contacto con este gran guitarrista para fijar la fecha del acto de nombramiento como Hijo Adoptivo de la localidad.

Ordenanzas y otros asuntos

En el pleno también se aprobó la modificación de la ordenanza de terrazas con el fin de prorrogar la suspensión de esta tasa durante todo el año 2021. “Es una forma de ayudar a los hosteleros y bares de nuestro pueblo, puesto que han sido el sector más afectado por los cierres y restricciones impuestas para frenar la expansión del coronavirus”, señala la alcaldesa.

En este sentido, María Antonia Álvaro, explicó que “esta es una de las medidas adoptadas por el Ayuntamiento para reducir la crisis socioeconómica que ha traído el Covid-19” y ha añadido que “dentro de nuestras posibilidades y competencias, este equipo de Gobierno siempre va a estar al lado de las empresas y autónomos de nuestro pueblo, ayudándoles y dándoles las facilidades correspondientes”. Álvaro ha recalcado que el grupo socialista presentó una batería de medidas para su aprobación, “pero no podemos aprobar propuestas que ya están en marcha desde 2020 y que se han ampliado en este 2021, o propuestas que escapan de nuestras competencias o que sencillamente son inviables”.

En relación a la nueva línea de crédito solicitada por el Ayuntamiento por un importe de 293.000 euros, la alcaldesa señaló que “ha sido la mejor solución para poder pagar cuanto antes a los proveedores, que son autónomos y pymes y necesitan ese dinero” y ha añadido que “si pudiéramos contar con los aproximadamente 2 millones de euros pendientes de cobro por los pagos en ejecución de la Diputación Provincial (que es lo que nos tiene asfixiados), no habríamos tenido que recurrir a esa línea de crédito, habríamos pagado a los proveedores y aún nos sobraría dinero”.

En el pleno se aprobaron las ordenanzas del Mercado Municipal, el Cementerio y la Biblioteca Pública. Todos estos servicios carecían de reglamentos que regularan su funcionamiento, “algo totalmente ilógico que se hacía muy necesario en casos como el mercado, por ejemplo, que ahora tiene mucha más actividad y existe una gran demanda de puestos por lo que es importante contar con unas normas”, apunta la alcaldesa.