El Hotel Esquirol recomienda las Llaves de las Iglesias de la Cerdanya, un conjunto de rutas para descubrir algunos de los templos más destacados del patrimonio pirenaico

Descubre las llaves simbólicas que abren las puertas a los tesoros de la Cerdanya

Las llaves de las iglesias son en este caso las llaves simbólicas que abren las puertas a los tesoros arquitectónicos, artísticos e históricos de la Cerdanya. Dividida en tres cautivadoras rutas, el itinerario de la Solana lleva a los visitantes por los caminos de Santa Maria d’All (Isòvol), Santa Maria de Quadres (Isòvol), Santa Cecília de Bolvir y Sant Climent de Talltorta (Bolvir). La Obaga revela las joyas de Santa Maria de Talló (Bellver de Cerdanya), Sant Julià de Pedra (Bellver de Cerdanya), Sant Joan Baptista de Riu de Cerdanya y Sant Pere d’Alp. Por último, la Ruta de las Portadas sumerge a los visitantes en la belleza de Sant Esteve de Guils de Cerdanya, Santa Eugènia de Saga (Ger), Sant Climent de Grèixer (Ger) y Sant Pere d’Olopte (Isòvol).

Cada paso en este viaje está acompañado por el conocimiento de guías especializados en el patrimonio de los Pirineos, que desvelan las historias y secretos que yacen entre las piedras centenarias de las iglesias, transportando a los visitantes a épocas en las que la fe y la arquitectura se entrelazaban. “Este no es simplemente un recorrido por iglesias, sino una aventura cultural que invita a los viajeros a descubrir la esencia misma de la Cerdanya. Cada ruta promete una experiencia única, donde se desentrañan los misterios de estas iglesias, revelando su importancia histórica y su rica herencia artística”, señala Edu Vidal, gerente del Hotel Esquirol.

Ubicado estratégicamente en Llívia, el Hotel Esquirol emerge como un oasis de comodidad y elegancia en este viaje temporal. Su posición única en un enclave español, catalán y gerundense completamente rodeado por la historia francesa lo convierte en el refugio perfecto para aquellos que desean explorar las rutas de Les Claus de les Esglésies de la Cerdanya. Uno de los valores añadidos del alojamiento turístico, es su privilegiada situación que permite a sus huéspedes disfrutar de una estancia de relax, naturaleza y tranquilidad, en un entorno ideal para la práctica de los deportes de invierno.

El Hotel Esquirol está situado en la localidad gerundense de Llívia, en el Pirineo Español, completamente rodeado por territorio francés. El alojamiento, acogedor y familiar, dispone de 20 habitaciones, y es un punto de partida ideal para esquiar o visitar la zona. El hotel cuenta con un spa con sauna y piscina al aire libre, dispone de guarda esquís, ofrece un servicio de alquiler de equipamiento de esquí y la posibilidad de adquirir el forfait. Además, cuenta con el Restaurante Esquirol, que ofrece un amplio menú diario y de fin de semana, donde se pueden degustar platos típicos de la zona.

¡No te pierdas la oportunidad de explorar este fascinante tesoro arquitectónico e histórico de la Cerdanya con las llaves simbólicas de las iglesias!

Suscríbite a las noticias del Diario de Castilla-La Mancha

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio
×