La Gerencia del Área Integrada de Guadalajara, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), ha acometido distintos trabajos que afectan a la zona de Cirugía Mayor Ambulatoria (CMA) del hospital guadalajareño.

Las obras consisten en la instalación de gases medicinales y la renovación de la instalación eléctrica. Estos trabajos responden a la necesidad de poder disponer en esta área de camas destinadas a pacientes críticos a cargo de la Unidad de Cuidados Intensivos. Con ello se adecúan las instalaciones de la CMA para que puedan acoger de manera inmediata y más sencilla a pacientes críticos en caso de que resultara necesario.

Con los trabajos realizados en el área de Cirugía Mayor Ambulatoria, la UCI podría duplicar ampliamente su capacidad actual pasando de 10 a 22 puestos, de los que 14 estarían ubicados dentro de las instalaciones habituales del servicio de Medicina Intensiva y otros ocho puestos se instalarían en la CMA.

Además, el Hospital de Guadalajara tiene capacidad para dar respuesta a una demanda aún mayor de puestos para pacientes críticos, tal y como ha quedado demostrado durante la pandemia, cuando llegaron a habilitarse 40 camas de UCI en espacios como el área de Reanimación Post Anestesia o el paritorio.

El Ministerio de Sanidad del Gobierno de España, en el Boletín Oficial del Estado del pasado 3 de mayo, especificaba entre los requisitos para la denominada ‘desescalada’ el “disponer o tener acceso o capacidad de instalar en un plazo máximo de cinco días entre 1,5 y 2 camas de Cuidados Intensivos por cada 10.000 pacientes”.

Estos trabajos se suman a los que ya se han llevado a cabo también en las unidades de hospitalización 6A y 7A con el fin de disponer de las adaptaciones necesarias por si debieran volver a acoger pacientes que precisen cuidados respiratorios intermedios, ante la previsión de posibles nuevas oleadas de coronavirus. El Gobierno de Castilla-La Mancha ha destinado 100.000 euros a la ejecución de estos trabajos.

Traslado del Servicio de Atención al Usuario

Por otra parte, también en el Hospital de Guadalajara se llevará a cabo, próximamente, el traslado de las ventanillas del Servicio de Información y Atención al Usuario (SIAU).

Éstas se moverán desde su actual ubicación en las inmediaciones de la cafetería hasta el vestíbulo del edificio materno-infantil, esto es, en el acceso al hospital próximo a la parada de taxis, en un área que ofrece un espacio más amplio y con ello más cómodo y con mayor seguridad para los usuarios de este servicio.