El Gobierno regional y el sindicato CCOO han coincidido hoy en que los Presupuestos Generales de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para 2022 son los de la consolidación del gasto y reflejo del diálogo social.

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha asegurado, en una rueda de prensa en la Consejería, tras reunirse con el secretario general de CCOO, Paco de la Rosa, para informarle de las líneas generales del proyecto de Ley de Presupuestos para el próximo ejercicio, que el diálogo social es “seña de identidad de este Gobierno” y que, unido a la estabilidad institucional y social de la región, constituyen “los mejores ingredientes” para quienes quieran invertir en Castilla-La Mancha y generar riqueza y empleo.

Ruiz Molina ha resaltado que los Presupuestos para 2022 consolidan el gasto social, que representa el 70 por ciento del gasto no financiero, destinado a los servicios públicos fundamentales, es decir, más de 6.700 millones que se dedicarán a sanidad, educación y servicios sociales.

El titular de Hacienda y Administraciones Públicas ha afirmado que las cuentas recogen una inversión directa de 828 millones de euros, de los que más del 43 por ciento se destinarán a infraestructuras relacionadas con el Estado del Bienestar, por lo que ha insistido en que “consolidan lo que ya se había hecho en 2021”: más recursos humanos, medios materiales e infraestructuras en estas tres áreas.

En lo que respecta a empleo público, Ruiz Molina ha incidido en que de los 3.800 millones de euros que suponen el gasto de personal, más del 91 por ciento está concentrado en estos servicios y ha añadido que para el próximo año se ha previsto un incremento retributivo del dos por ciento, el máximo que permite la Ley de Presupuestos Generales del Estado, a la vez que ha señalado que cuando finalice 2022, las retribuciones del personal de la Junta se habrán incrementado más de un 20 por ciento.

Más de 15.700 plazas convocadas desde 2016

Asimismo, el consejero ha puesto en valor la consolidación del empleo público en Castilla-La Mancha, con más de 15.700 plazas convocadas desde 2016, a las que habrá que sumar las más de 1.500 plazas previstas para el año que viene, por lo que “estamos en condiciones de afirmar que cuando finalice esta legislatura, habremos aprobado más de 20.000 plazas”, ha matizado.

En este sentido, ha indicado que se blindan las plantillas del personal empleado público “para que no puedan ser moneda de cambio” y se reduce la tasa de interinidad. “Queremos que esté por debajo del ocho por ciento, que es el acuerdo al que se había llegado con los representantes de los trabajadores a nivel nacional”, ha remarcado el titular de Hacienda y Administraciones Públicas, quien, no obstante, ha reconocido que en esta región “la interinidad no es un problema”.

Un presupuesto que, en definitiva, persigue “hacer frente a las consecuencias negativas derivadas de la pandemia en los aspectos económicos y sociales, sin dejar a nadie atrás” y que afronta la crisis sin recortes y aprovechando los fondos europeos como una oportunidad para modernizar el tejido productivo, ha apuntado.

También ha incidido en que las decisiones adoptadas en 2020 y 2021 con el consenso de los representantes de empresas y de los trabajadores han tenido “frutos importantes”, ya que “hemos limitado y reducido la caída del PIB en la región” y, de acuerdo con el último informe de BBVA, “en 2022 podríamos haber recuperado los niveles de riqueza anteriores a la pandemia”, ha asegurado.

CCOO sostiene que los Presupuestos son “el principio de una consolidación definitiva”

En la misma línea, el secretario general de CCOO en Castilla-La Mancha, Paco de la Rosa, ha dicho que estos presupuestos son “el principio de una consolidación definitiva en esta tierra” y ha celebrado el “cambio de tendencia” que se ha producido respecto a años anteriores, al afirmar que “una crisis no tiene por qué subsanarse con el recorte”, lo cual ha considerado que “está teniendo unos frutos evidentes”, pues, a su juicio, tanto las cuentas de este año como las del pasado “lo que han hecho ha sido fomentar que pueda existir el crecimiento”.

De la Rosa se ha centrado en lo que para este sindicato son “dos vectores muy importantes”: el refuerzo de los servicios públicos y la consolidación de empleo y ha trasladado al Gobierno regional la “complicidad” de esta organización sindical para seguir trabajando desde el diálogo social.