Así, en estas instrucciones se establece que las reclamaciones y revisiones se presentarán de forma telemática a través de la plataforma Papás 2.0 y, excepcionalmente, si en algún caso esto no fuera posible, se podrá utilizar otra vía telemática previamente acordada con el alumnado, familias o representantes legales en su caso.

Igualmente se señala que tanto los alumnos o alumnas, o en su caso los padres, madres o representantes legales de los mismos cuando fueran menores de edad, podrán solicitar, tanto del profesorado como de los tutores o tutoras, cuantas aclaraciones consideren precisas acerca de las valoraciones que se realicen sobre el proceso de evaluación del alumnado, así como de las calificaciones o decisiones que se adopten como resultado de dicho proceso.

En el caso de que, tras el proceso de revisión en el centro educativo, persista el desacuerdo con la calificación el procedimiento seguirá atendiendo a lo establecido por la normativa vigente para cada enseñanza.

Por lo que se refiere al procedimiento de reclamación será el establecido en la normativa vigente para cada una de las enseñanzas.

Por último, señalar que también se ha enviado a los centros un manual donde se describen los procedimientos a seguir de manera más detallada.