La consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez, ha informado hoy que desde el Gobierno de Castilla-La Mancha se está trabajando para que el próximo miércoles, día 13 de enero, la mayoría de los centros educativos de nuestra comunidad autónoma puedan volver a abrir sus puertas.

Esta decisión se ha tomado tras la reunión que ha mantenido esta mañana el Comité Asesor del Plan Específico ante el Riesgo por Fenómenos Meteorológicos Adversos (METEOCAM), en la que han estado presentes varios responsables del Ejecutivo autonómico y del Estado.

Rodríguez ha indicado que actualmente la inmensa mayoría de las carreteras de la región han sido abiertas al tráfico y se está haciendo un esfuerzo para terminar de limpiar tanto los accesos como las calles de los municipios. “Hay zonas más afectadas que otras pero la mayoría de los colegios e institutos estamos convencidos que podrán abrir con una cierta normalidad el próximo miércoles”, ha indicado.

Es evidente, ha añadido Rodríguez, que ese día e incluso a lo largo de toda esta semana habrá comarcas de Castilla-La Mancha que todavía no puedan abrir sus centros educativos o en las que no pueda prestarse el servicio de transporte escolar. “Pero lo importante es que podemos hablar que gracias al trabajo de todos se descarta la ampliación de cierre de todos los centros más allá del miércoles, como estaba previsto en un principio”, ha señalado.

La consejera ha querido agradecer el gran trabajo realizado por los trabajadores de los distintos servicios y el llevado a cabo por las diferentes consejerías del Gobierno de Emiliano García-Page para retornar a la normalidad después de unas circunstancias tan adversas como las padecidas y ha pedido un esfuerzo a equipos directivos como a ayuntamientos para poder garantizar la vuelta con seguridad tras el paso de Filomena.

Revisión de las instalaciones

En este sentido, Rodríguez, ha indicado que a primera hora de esta mañana desde la Consejería se ha enviado una carta tanto a ayuntamientos como a los directores de los centros en la que se les ofrece una serie de recomendaciones a tener en cuenta tras el paso de la borrasca.

Así, se les pide que durante el día de hoy y el de mañana se realice una revisión del estado de las instalaciones por si se hubieran visto afectadas por los efectos de las intensas nevadas y heladas.

En la misiva, se recomienda que se coordinen las tareas para mantener limpias de nieve o hielo tanto las zonas de acceso al centro educativo como en el interior del mismo para posibilitar la movilidad de profesorado y alumnado, garantizando la diferenciación de recorridos de acceso y salida, establecidos al inicio del curso escolar 2020-2021, como medida sanitaria de prevención y protección frente al COVID-19.

Se señala además que se deberá observar que en esta retirada de la nieve se acumule, preferentemente, en zonas residuales que no afecten al normal funcionamiento del centro considerando, asimismo, las escorrentías generadas por el deshielo.

Por otra parte, se recomienda que se establezcan y coordinen las tareas para mantener limpias las vías de evacuación de agua de deshielo en canales, bermas, imbornales, sumideros, canalones, bajantes; así como que se revisen los puntos en los que se ha producido una acumulación excesiva de nieve, especialmente zonas de cubierta, lucernarios, puntos frágiles u otros, y se establezcan en los mismos medidas para proceder a su retirada, en la medida de lo posible, ya sea mecánicamente, mediante la aplicación de productos fundentes, por aplicación de calor en la base, etc. En todo caso, se evitarán cambios bruscos de temperatura que puedan derivar en daños de las estructuras o punzonamientos.

Igualmente, se pide que se establezcan procedimientos para delimitar zonas afectadas por posibles desprendimientos de nieve en bloque o carámbanos en cubiertas inclinadas y se delimiten e indiquen las zonas afectadas por hielo.

Otra de las recomendaciones es revisar el correcto funcionamiento de las instalaciones, comprobar la existencia de fugas, reventones, así como la posible congelación de tuberías, mediante la apertura sucesiva de los grifos, uno a uno. En su caso, se adoptarán las medidas preventivas pertinentes, atendiendo a las muy bajas temperaturas mínimas previstas para los próximos días.

Por lo que se refiere al sistema de calefacción, se solicita que se compruebe su correcto funcionamiento para proceder a su encendido antes de que el alumnado y el profesorado vuelvan a las aulas.

Señalar, por último, que desde las delegaciones provinciales de la Consejería se está manteniendo un contacto telefónico directo con los directores para conocer de primera mano el estado de cada centro educativo y para proceder a resolver cuanto antes las incidencias que se detecten.

De toda esta información también se ha dado cuenta a la presidenta de la Federación de Municipios y Provincias de Castilla-La Mancha y alcaldesa de Talavera de la Reina, Agustina García.