Madrid, 26 de julio de 2017.- La consejera de Fomento, Agustina García Élez, ha informado que las ayudas del alquiler se resolverán y concederán el próximo mes de septiembre y, pese a lo avanzado del año, su aplicación será con carácter retroactivo con efecto para todo el año 2017.
 
Así lo ha declarado la consejera después del acto de la firma de la prórroga del Plan Estatal de Vivienda que ha suscrito con el ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, en la sede ministerial, y en el que también han participado los homólogos de la cartera de Vivienda del resto de comunidades autónomas de España. La consejera ha estado acompañada por el director general de Vivienda y Urbanismo, José Antonio Carrillo.
 
“Es un día importante por la firma de la prórroga del Plan Estatal de Vivienda que llevamos desde hace meses pidiendo y exigiendo al Ministerio desde el Gobierno de Castilla-La Mancha”, ha expresado la consejera, al tiempo que ha recordado que “aunque estamos a finales de julio y con pocos meses por delante para finalizar obras antes del 31 de octubre, en la línea de rehabilitación edificatoria, este plan es bienvenido para desbloquear uno de los asuntos que más preocupan a los ciudadanos castellano-manchegos”.
 
En esta línea, García Élez se ha acordado de los más de 11.000 solicitantes que han pedido una ayuda de alquiler en la Comunidad y que, tras pasar el filtro de evaluación acorde a las bases de la convocatoria, se traducirá en alrededor de 7.000 beneficiarios. “Esto es un dato a valorar teniendo en cuenta la alta demanda que existe”, ha remarcado.
 
La consejera de Fomento del Gobierno de García-Page ha manifestado que “en Castilla-La Mancha había un problema en política de vivienda y era que no existía, por lo que el actual Gobierno ha dado un giro radical en esta materia sacando fondos para ayudas de alquiler y rehabilitación edificatoria”.
 
De ahí, ha continuado García Élez, “la importancia de la prórroga del plan, así como la gestión y el trabajo que se está haciendo desde el Gobierno regional”. Así, la consejera ha dicho que “no hay que mirar a otro lado sino poner en marcha acciones concretas”, como estos programas que van enfocados en cuatro líneas: ayudas al alquiler, rehabilitación edificatoria, regeneración y renovación urbanas e implantación del informe de evaluación de los edificios.
 
La consejera de Fomento ha insistido en que el Gobierno de Castilla-La Mancha “no ha esperado hasta la firma para empezar con las ayudas, sino que hizo el esfuerzo de tirar con fondos propios, una acción que al ministro le ha parecido acertada”. De esta forma, ha reconocido que “no podíamos esperar al desbloqueo de la situación a nivel nacional para resolver el problema, por eso se lanzaron las órdenes de la convocatoria de ayudas de alquiler y rehabilitación edificatoria”; unos fondos a los que ahora se incorporan los estatales. “En este sentido siempre se encontrarán con un aliado en el Gobierno de Emiliano García-Page”, ha remarcado la consejera.
 
En lo que se refiere a las ayudas de rehabilitación edificatoria, la consejera no se ha aventurado a dar cifras de beneficiarios, aunque sí que ha recordado que mientras que en el año 2014 se concedieron solo 26, con el anterior Gobierno regional, en lo que va de legislatura ya se ha superado la cifra de 7.000 ayudas a viviendas “para los ciudadanos que peor lo están pasando para acceder a una vivienda o que, aun teniéndola no está en condiciones óptimas”.
 
Aunque el plazo para optar a las ayudas de rehabilitación concluye en octubre, fecha en que los trabajos tienen que haber finalizado, García Élez ha dicho que “se ha hecho un esfuerzo para que el año 2017 no se quedara vacío de estas ayudas que ya se pusieron a disposición y fueron muy bien aceptadas en el año 2016”, por lo que ha avanzado que “no pasa nada si alguien no llega a tiempo para solicitarla este año, ya que la intención es que quien se quede fuera de plazo podrá optar en 2018, año que esperamos que pueda cerrarse el convenio en los primeros meses y tengamos mayor plazo y periodo de tiempo para presentar estas soluciones”.
 
Las ayudas a la rehabilitación edificatoria se dividen en dos líneas, para comunidades de propietarios o para personas a título particular, recogiéndose aspectos como la conservación, la calidad y la sostenibilidad, y la accesibilidad como aspectos a tener en cuenta para incrementar la cuantía.
 
Para estas ayudas y las de arrendamiento o alquiler, las dos que ha puesto en marcha el Gobierno de Castilla-La Mancha, se destinarán algo más de 18 millones de euros, cofinanciados por el Gobierno regional y el Ministerio de Fomento.
 
La consejera ha aludido a la generación de empleo y de economía con la rehabilitación de edificios, ya que supone que, teniendo en cuenta que se subvenciona el 50 por ciento, por cada millón de euros invertido se ponen dos en circulación en el mercado; beneficiando especialmente a todo el sector de la construcción. 

También te puede interesar:  El Gobierno de Castilla-La Mancha considera fundamental la participación empresarial en la labor educativa para optimizar el futuro laboral de los jóvenes