Madrid, 29 de junio de 2017.- El Gobierno de Castilla-La Mancha ha manifestado hoy su desacuerdo con el esfuerzo que hacen las comunidades autónomas en relación con la Administración del Estado para llegar a reducir el déficit al 0 por ciento del PIB, es decir, el equilibrio presupuestario.  
 
Así lo ha manifestado el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, a la entrada del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), que esta tarde se celebra en el Ministerio de Hacienda y Función Pública y que preside la vicepresidenta, ministra de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales, Soraya Sáenz de Santamaría.
 
En el orden del día de este CPFF está, entre otros puntos, la fijación de los objetivos de déficit para los próximos años, un asunto en el que Ruiz Molina ha vuelto a reiterar la crítica que desde el Gobierno de Castilla-La Mancha se viene haciendo sobre la distribución que hace el Ejecutivo central entre el déficit que le corresponde al Estado y el que le corresponde a las comunidades autónomas.
 
Ruiz Molina ha recordado que desde Castilla-La Mancha se reclamó como necesario “un informe de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) que estudiase de qué manera podía ser más justo el reparto de déficit entre el Estado y las comunidades autónomas, motivo por el cual en la última reunión del Consejo y en la última distribución del déficit entre comunidades autónomas y el Estado nos abstuvimos pensando que ese estudio se iba a llevar a cabo”.
 
Por otra parte, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas ha señalado que hay otro problema relacionado con la regla de gasto, “en tanto en cuanto es una norma restrictiva”, dado que “las previsiones económicas que se hacen por parte del Gobierno son bastantes reducidas, lo cual impide que podamos realizar la actividad o el gasto que consideramos adecuado por parte de las Comunidades Autónomas”. Ruiz Molina ha manifestado que así lo trasladará en el seno del CPFF.
 
Una cita que, según ha añadido Ruiz Molina, también aprovechará para trasladar al Ejecutivo de Mariano Rajoy la posición castellano-manchega en relación con las entregas a cuenta. En relación con este tema ha explicado que desde el Gobierno regional se considera que las entregas a cuenta las debe abonar el Gobierno central a las comunidades autónomas “con efecto retroactivo de enero, de la misma manera que las regiones vamos a tener que hacer frente al gasto de incremento de retribuciones de los empleados públicos desde esa misma fecha”.
 
En último lugar, el titular de Hacienda y Administraciones Pública ha mostrado su confianza en que en el CPFF haya margen de negociación y que, “después de las observaciones que hagamos por parte de las comunidades autónomas, el Gobierno atienda las razones que vamos a argumentar para que haya un reparto justo del gasto entre el Estado y las comunidades autónomas, teniendo en cuenta, además, que somos las comunidades autónomas las que gestionamos el gasto que está más directamente relacionado con los ciudadanos”.

También te puede interesar:  El Gobierno regional informa a las entidades locales sobre las subvenciones para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero