Castilla-La Mancha va a promover, a partir de año que viene, ayudas para la adaptación de taxis a personas con movilidad reducida, así como ayudas para financiar los cursos para la obtención del Certificado de Aptitud Profesional (CAP), destinados a la formación de conductores de transporte de personas y mercancías.

Así lo ha adelantado el consejero de Fomento, Nacho Hernando, que ha asistido al VIII Congreso del Sector Estatal de Carretera y Logística de la Federación de Servicios a la Ciudadanía FSC-CCOO, celebrado en Cuenca, y al que ha asistido una amplia representación del sindicato, encabezados por el secretario general del Sector Estatal de Carretera y Logística de FSC-CCOO, Martín Moreno; el secretario general FSC-CCOO, José Francisco Fernández Rodríguez; la secretaria general FSC-CCOO Castilla-La Mancha, Dolores Cachero; y  la secretaria general FSC-CCOO en la provincia de Cuenca, Lucía Garrido Mingo.

En este acto, también han participado el alcalde de Cuenca, Darío Dolz; el director general de Transporte del Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, Jaime Moreno García-Cano; el director general de Transportes, Rubén Sobrino; y el delegado de Fomento en Cuenca, José Ignacio Benito.

En este contexto, el consejero de Fomento ha avanzado, por un lado, una línea de ayudas dirigida al sector del taxi “para ayudar a las y los taxistas de Castilla-La Mancha para que, además de la novedad que ya tenemos creada por ley de la ampliación a nueve plazas y de una moratoria a la hora de adquirir nuevos vehículos, queremos que cuando adquieran sus vehículos puedan ser adaptados y accesibles para que las personas con discapacidad puedan tener una movilidad garantizada en Castilla-La Mancha”. Estas ayudas que contemplarán subvenciones para la instalación de rampas de acceso y otros elementos.

Además, Hernando ha remarcado que “para nosotros, también es muy importante el mundo y el sector de la logística en Castilla-La Mancha, ya que estamos hablando de un sector en el que hay más de 32.000 familias que trabajan en él y representa el seis por ciento del empleo en Castilla-La Mancha”.

En este sentido, el consejero de Fomento ha asegurado que “evidentemente tiene que haber igualdad de oportunidades en un sector tan potente e importante como este y es el motivo por el cual vamos a lanzar el año que viene también una serie de ayudas para que aquellas personas que están atravesando una situación complicada en su familia también tengan igualdad de oportunidades para poder sacarse el CAP, que es el carnet de conducir camiones o autobuses”.

Para finalizar Hernando ha puesto en valor el trabajo y el papel principal que tanto sindicatos como organizaciones empresariales juegan en el escenario post pandemia, que se abre a partir de ahora, en el proceso de recuperación que afronta Castilla-La Mancha.